Tetona de vacaciones

TETONA DE VACACIONES y le pregunte, bueno que quieres comprarme, me dijo, que cosas necesitaba. Obviamente una polera que no fuera calurosa y sostenes nuevos porque los que tenia me quedaban muy chicos. Así que nos dirigimos a la sección de mujeres y yo mientras esperaba cruzada de brazos el elegía con mucho cuidado la ropa. Después de un rato se acerco a mí y me entrego una polera. Me dijo pruébatela, era una polera blanca sin ningún diseños simplemente blanca de una tela muy delicada y suave, sutilmente transparente. Le dije sabes cuál es mi talla? me dijo no pero que solo me la probara, así que fui al probador, me saque la polera que llevaba puesta y me probé la que mi hermanito me quería comprar. La verdad me costó mucho ponérmela por el tamaño de mis senos. Pero finalmente lo logre, era una talla mas chica de las que usualmente ocupo, honestamente mis senos se veían gigantes incluso temía rasgar la delicada tela de la blanca polera. Pero bueno salí del probador para enseñársela a mi hermanito. Lo primero que le dije fue que me quedaba demasiado ajustada y que mis pechos se veían exageradamente grandes, el me dijo que le encantaba como se me veía mientras sus ojos se perdían en mis redondas y exuberantes tetas, le dije, bueno te gusto entonces, la llevo. El me dice que me la lleve puesta que la compraría pero que la usara siempre. Mientras caminábamos por la tienda para pagar la polera notaba como todos los hombres se daban vuelta a ver cómo me rebotaban los pechos y como mi sostén sutilmente se dejaba ver. E incluso cada vez que me hacia la distraída me daba cuenta como mi hermano no dejaba de vérmelas. cuando llegamos a la caja el pago mi polera y me dice que faltaba comprarme mi sostén, le dije que no se molestara que con la polera estaba bien, me dice muy seriamente que lo hará así que lo acompañara, yo me reí y lo abrace muy fuerte y apretado hundiendo su carita en mis pechos, el no perdió la oportunidad y giro su cabeza para dejar su cara frente a mis pechos y note como sus brazos apretaban fuertemente mi espalda, su cara estaba entremedio de mis grandes tetas incluso me las llego a separar un poco por su fuerte abrazo, yo tome su cabeza y acaricie su pelo mientras el disfrutaba estar con su cara entre mis tetas un ratito. Luego de soltarme lentamente sacando su carita de entre mis pechos me miro y sonrió, luego nos dirigimos a la sección de lencería. Esta vez, el me pidió que eligiera, yo está muy feliz por fin sostenes nuevos y un poquito más grandes porque estaba cansada de tener que arreglármelos cada vez que caminaba porque se me escapaban un poco los pezones. Bueno la cosa es que habían tantos sostenes preciosos que no me podía decidir, así que elegí unos negritos muy lindos el problema es que con la polera se me traslucirían mucho, así que le pregunte a mi hermano que le parecían, el me contesta que si me gustaban el los compraría. Fui al probador nuevamente intente sacarme la polera nueva porque me quedaba muy apretada y el tamaño de mis senos me daba mucho trabajo, pero lo logre luego procedí a sacarme los sostenes quedando con mis pechos al aire, comence a masajearlos un poco porque la polera apretada así que me dolieran un poquito, mientras jugaba con mis grandes, suaves y blanditos pechos pensaba. Lo extraño que era que mi hermano este tan preocupado y entusiasmado en comprarme ropa y lo obsesionado con mis pechos, mientras lo analizaba comence a acariciar mis pechos llegando a mis pezones y se sentía tan rico, la verdad mis pezones son tan sensibles y comence a calentarme de a poquito mientras tiraba mis pezones con los ojos cerrados, se sentía tan rico jugar con mis tetas, pero me estaba demorando demasiado así que me probé los sostenes nuevos. eran hermosos, suaves y decorados muy sensualmente, yo almenos los encontraba perfectos, pero faltaba la respuesta de mi hermano, así que me tape con la cortina del probador y lo llame, el se acerco y le dije que pasara conmigo al probador, el probador era muy pequeño así que estábamos muy cerca, quedo frente a mis senos y le pregunte, te gustan? miro con cara de tener unas ganas de comérmelas ahí mismo, me dice que están hermosos y que se ven cómodos, me pregunta que por el tamaño de mis senos y el material del sostén no dañaría mi piel, le respondí que no se preocupara que estaba acostumbrada que me quedaran un poquito apretados, el no conforme me dice que me probara otros que su intención no era comprarme algo que me lastimara, así que iba saliendo del probador en dirección a buscarme otros, la verdad el me los compraría así que no le dije nada. Se demoro un rato mientras yo modelaba mis sostenes nuevos. Cuando llego traía en su mano un sostén también de color negro pero de otro material, era más suave y sin diseños, pero era un poquito más pequeño, me dice pruébatelos y me cuentas, le tome la mano y le dije, no tenemos mucho tiempo me los pruebo acá contigo. Su cara de asombro y nerviosismo era evidente. Así que lo puse delante mío le dije que me tuviera el sostén nuevo y comence lentamente a sacarme el sostén un brazo a la vez y desabrochándome atrás para dejar caer delante suyo mis dos enormes tetas que estaban a escasos centímetros de el, podía sentir su tibia respiración acariciar mis pechos y notaba como mordía disimuladamente sus labios, le pedí que me entregara el sostén nuevo y se demoro en pasármela, el estaba hipnotizado por mis grandes y olorositas tetas. Me reí y tome su mano quitándole el sostén, me lo probé rápidamente porque la verdad quería viajar luego donde mi tía. Le pregunte que como me quedaban y me responde que muy lindos, así que me los deje puestos y me puse la polera nueva que me quedaba demasiado apretada, estábamos aun los dos en el probador con mi hermanito, mientras yo me arreglaba el nunca dejo de verme los pechos. Yo solo sonreía y no veía nada de malo en ello, teniendo en cuenta su edad y que era totalmente normal. El finalmente me compro lo que tenía que comprarme y me hizo prometer que nunca se sacaría sus regalitos, me agache le di un besito en la cara y le dije bueno hermanito es una promesa. Le dije que nos apuráramos o perderíamos el bus, así que nos fuimos a la casa y ahí mi madre me mira y me dice, hija y esa polera tan apretada, si parece que la vas a romper con el tamaño de tus senos. Yo y mi hermano reímos y le dije que no se preocupara, además teníamos que irnos. llegamos al terminal y tomamos el bus, iba muy contenta con mi ropita nueva y deseosa de ver a mi tía, el viaje fue largo y caluroso, mi hermano por otro lado me miraba y sonreía, le pregunte qué de que se reía, me decía que no me podía contar, así que le dije que éramos hermano y que podía confiar en mí, me conto que sus amigos hablaban del tamaño de mis pechos todos el día, que guardaban fotos de mi en sus celulares y se maravillaban al verme pasar y les causaba mucho curiosidad que me saltaran tanto al caminar. le dije que no tenía nada de malo además le enseñe que mientras íbamos viajando mis pechos también saltaban por el movimiento del bus, así que me eche para atrás y deje ver a mi hermano como saltaban y saltaban mis enormes tetas, el se quedo viéndomelas por mucho rato, incluso yo luego gire mi cabeza y comence a mirar por la ventana hacia afuera dejando a mi hermanito mirar mis pechos todo el tiempo que quisiese, el cual a todo eso fue mucho tiempo, voltie lo mire y el seguía viendo mi busto, le dije ya suficiente y nos reímos. Llegamos a la ciudad de mi tía por fin, y tomamos un taxi para llegar a su casa, mi hermano en el camino me dijo, recuerda que me prometiste usar la ropita que te compre, y le dije que no e preocupara que no me la quitaría. Llegamos a la casa de mi tía y habían muchas personas amigos de mi tío y como es usual lo primero que se comenzó a hablar fue de mis pechos, mi tía me decía por dios hija mírate vas a explotar y todos se reían, mi tío es el más pesado de todos además que es un ebrio antipático, y le decía a sus amigos ven amigos de ella les hablaba el otro día, ven que es cierto y todos los hombres se dieron vuelta y comenzaron a ver mis grandes tetas. Y le decían a mi tío si compadre es verdad. Le pregunte a mi tío, que cosa le hablabas de mi a ellos? nada me dijo sobrina no se preocupe son cosas de hombres, la verdad no le di importancia y pase a la pieza donde nos quedaríamos. Deje mi bolso con mi hermano y el me dijo que se cambiaria ropa. Yo igual le dije pero solamente me pondré un pantalón corto recuerda que no me quitare por nada tu regalito bonito. Y me sonrió y se puso muy feliz. ese día hacia una calor infernal y mi tío con mi tía y sus amigos estaban bebiendo cerveza y les pregunte si me podía unir y accedieron de inmediato, me senté al lado de uno de los hombres y me dieron una cerveza, la estaba pasando muy bien la verdad. Trataba de no molestarme por los hombres ebrios que lo único que hacían era bajar su mirada y quedarse pegados en mis tetas, ya daba lo mismo a esas alturas. Se nos hizo de noche y ya estábamos demasiado ebrios. Mi tía quien es una loquita, grito STRIP POKER! y todos felices gritaron lo mismo, la verdad que yo soy malísima para el póker, de hecho les dije que no jugaría pero todos me obligaban a jugar hasta que acepte, me explicaba mi tía que cada vez que alguien pierde en el juego tiene que sacarse una prenda de ropa. comenzó el juego y como era evidente perdía a cada rato, comence sacándome los calcetines luego ya no tenía más oportunidad y me saque el pantalón luego probablemente lo que más esperaban, me saque la polera como me quedaba demasiado apretada me demore en sacármela y mis tetas me hacían la vida imposible, hasta que finalmente lo logre y quede con mis perfectamente redondas y blanquitas tetas frente a todos en la mesa, como era más que evidente la cara de caliente de los hombres incluso la de mi tío era insoportable, y para variar mi tía molestándome por el tamaño de mis senos como si no fueran a darse cuenta, les contaba que desde muy pequeña mis tetas habían comenzado a crecer muy rápido y que era una pequeñita y flaquita niña con senos enromes, y todos reían, y bueno incluso yo. seguimos jugando mientras tomábamos cerveza y mis tetas eran el centro de atención, en eso mi hermano me grita desde la habitación, yo pensé que estaba durmiendo, así que me levante en sostén y calzón y fui corriendo a ver que sucedía, entro a la habitación y mi hermano me dice que tenía miedo que había soñado algo muy feo, me acosté con el y lo abrace tratando de calmarlo el lloraba mucho tenía mucha pena, yo trataba de todas formas de calmarlo pero no lo lograba, incluso entro mi tía y nos pregunto si estábamos bien y noto que mi hermanito estaba muy triste, le dije que no se preocupara que yo me las arreglaría. así que se fue y cerro la puerta dejándonos en absoluta oscuridad, mi hermano lloraba mucho me decía que deseaba no haber venido y que extrañaba a mi madre, la verdad no sabía qué hacer no se me ocurría nada y por lo ebria y asustada que estaba, me baje el sostén sacando torpemente mis dos enormes tetas y le dije silenciosamente que solo el escuchara, quieres jugar con las tetitas de la hermana? no veía absolutamente nada, y tampoco me respondió nada, me quede ahí acostada con mi hermano con los senos al aire por un rato, cuando de repente siento las pequeñas y suaves manos de mi hermanito tratando de agarrar mis gigantes y blandos pechos por completo y solo sentía como jugaba con ellos, los apretaba mucho, me las movía para todos lados, subía mis pechos con sus manitos y trataba de juntarlos, estuvo un par de minutos acariciando y jugando con mis enormes pechos hasta que sentí como se acercaba a mi sin saber sus intenciones estaba oscuro así que solo sentía lo que hacia mi hermano con mis pechos, y no podía creer cuando comienzo a sentir a mi hermano chupándome los dos pezones al mismo tiempo, sentía como recorría con su tibia lengua mis duros pezones mientras con ambas manos sostenía mis tetas para que no se las fuer a quitar, la sensación de sentir a mi hermanito apoderándose de mis grandes tetas y lamérmelas por casi una hora fue totalmente placentero, yo tomaba su cabecita y acariciaba su pelo mientras literalmente lo amamantaba pero a la vez me calentaba tanto la idea de tener a mi hermanito devorándome los senos. Sentía que ya estaba calmado así que lentamente quite sus manos de mis pechos, aunque lo deje que me las chupara un ratito mas, tal vez se dio cuenta que me iba a ir de la habitación, así que aprovecho de lamer cada centímetro y rincón de mis grandes tetas, no había ningún espacio sin haber sido lamido y disfrutado de mis senos por la tibia boquita de mi hermano, me levante lo tape y lenta y torpemente comencé a guardar mis senos para volver a living con el resto. Cuando volví a la mesa todos estaban literalmente durmiéndose de lo ebrio que estaba, así que seguimos jugando y bebiendo. Por supuesto que como soy tan mala para el póker tuve que sacarme otra prenda, y no me quedo más remedio que optar por el sostén, todos parecían ansiosos incluso raramente mi tía. Comenze lentamente mientras todos me veían a desabrocharme el sostén sosteniendo mis pesadas tetas con mi otro brazo, hasta que por fin pude quitármelo, con mis dos manos tome mis pechos obviamente no podía cubrirlos en su totalidad por su tamaño, así que era muy difícil que los demás no me las pudieran ver cómo tanto lo habían deseado toda la noche. Mientras trataba de jugar póker beber cerveza y sostener mis enormes senos, mi tía me dice, hija me puedes acompañar a la cocina por favor, bueno tía, así que me levanto con ambas manos sosteniendo mis pechos y seguí a mi tía a la cocina ella cerro la puerta y me dice. Me di cuenta que tienes tus pechos mojados, rojos y con marcas de que alguien te las ha chupado, deje de sostener mis senos y comencé a revisármelas y era cierto era evidente que estaban muy chupadas y rojas. Mi tía me mira a los ojos un poco enfadada y me dice, te las chupo tu hermano cierto? yo no podía creerlo entre lo ebria y nerviosa que estaba, le tuve que decir la verdad, si tía no sabía cómo calmarlo así que deje que me las chupara. pensé lo peor, comence a ponerme demasiado nerviosa y le dije, le dirás a mi mamá? y debió haber pasado un par de minutos cuando se abalanzo sobre mi sin decirme nada, y comenzó a besarme el cuello mientras con sus manos apretaban mis tetas con desesperación, yo estaba honestamente en shock, no sabía qué hacer, ahí estaba yo en calzones con mi tía en la cocina mientras ella besaba y lamia mi cuello y sus manos no dejaban de jugar bruscamente con mi dos grandes y suaves tetas, ella al ver que no le decía nada dejo de besarme el cuello y sin soltar mis tetas me dice, desde muy pequeña que comencé a notar cómo te crecían las tetas sobrina, no me di cuenta cuando ya era demasiado tarde y me excitaba tanto verte no sabes cuantas veces me he masturbado pensando en tus hermosas y gigantes tetas, de hecho he tenido relaciones con mujeres tetonas como tu tan solo para imaginarme que eres tú y me calienta tanto, sabes no podía perder esta oportunidad, además cuando me contaste que tu propio hermano te había chupado las tetas no pude aguantarme más, yo la mire y no tenía nada que decir o hacer, era completamente suya, sabia un secreto que podía ponerme en aprietos, así que nunca me olvidare cuando le dije solo una palabra, DISFRUTAME. e inmediatamente se acerco a mi me tomo del trasero y me levanto dándome un beso enormes, sentía la lengua de mi tía jugar con la mía y yo simplemente me deje llevar, me llevo en sus brazos hasta la mesa de la cocina y me sentó ahí, dejo de besarme y bajo su cabeza hasta mis senos y comenzó a comérmelos tan rico, creo que nunca nadie me había chupado los senos así, sentía como sostenes mis enormes y pesadas tetas con sus manos mientras su lengua lamia y lamia mis pezones, ponía su cara al medio de mis tetas y las juntaba lamiendo cada centímetro de mis tetas, mientras me decía, me calientas tanto tetona, no sabes cómo espere este momento, cuando nos juntamos en familia siempre le saco fotos sin que te des cuenta a tus enormes y hermosas tetas para luego verlas asolas, eres una delicia mi sobrina tetona. Estábamos de lo mas bien cuando golpean la puerta y mi tío grita, se van mis amigos vengan a despedirse, mi tía no podía creerlo se le iba la oportunidad de su vida, pero tuvimos que hacerlo para no levantar sospechas, así que mi tía me prestó una polera para poder salir, obviamente no dejaba de besarme y tocar mis senos, me repetía una y otra vez, me fascinas sobrina, me calientan demasiado tus tetas enormes. Me beso por última vez y salimos como si nada hubiese pasado. mi tío les daba la mano a todos sus amigos mientras se despedían y yo comence a despedirme también mientras le echaban la ultima ojeada a mis tetas, bueno estábamos mi tío, mi tía y yo sentados en el sillón después de haber limpiado y les digo, ya tíos buenas noches estoy muy ebria y cansada por el viaje, así que me fui a la habitación en la que me estaba quedando, me acosté al lado de mi hermano y comencé a revisar mi celular en eso me llega un mensaje de mi tía que decía " me encantan tus tetas" yo me lo tome para la broma, pero igual me excitaba un poco, así que sin que me viera mi hermano, me levante la polera y me saque una foto de mis grandes tetas, porque cuando estoy acostada se ven el doble de grandes, y se la envié, a los minutos me manda otro mensaje que decía " te las quiero chupar ahora" le respondí, mi tío nos puede descubrir, y me puso "voi a tu pieza" así que paso un ratito y escuche que abrían la puerta de la pieza, no veía absolutamente nada, solo sentí como se acercaba mi tía y metió sus manos por debajo de mi polera y saco mis dos tetas con mucho cuidado y comenzó a besármelas muy despacio, todos dormían así que todo ruido se escuchaba muy fuerte, no la podía ver solo sentía como sus labios y su lengua recorrían mis tetas, yo hacía pequeños soniditos de placer porque la verdad estaba muy caliente, trataba de estar callada para no despertar a mi hermanito, y mi tía lamia y lamia mis tetotas, hasta que después de mucho rato lamiéndomelas bajo su mano hasta llegar a mi vagina la cual estaba muy mojada y comenzó a meterme un dedito muy delicadamente, yo le dije no que parara, y se acerco a mí y me dice, necesito hacerlo mi amor tu disfruta, así que me comenzó a masturbar lentito y despacito y con su otra mano recorría y jugaba con mis tetas. Metía y sacaba su dedo de mi vagina y apretaba mis pezones, hasta que me hizo acabar tan delicioso. Me dio un beso en la boca y se fue. Me manda un último mensaje diciendo" buenas noches tetona hermosa por fin te tuve". dormí pensando en lo rico que se sintió ese orgasmo y lo sensibles que me habían quedado los pechos tantas lamidas de mi hermano y mi tía, luego había llegado la hora de irnos con mi hermano, ya habíamos empacado nuestras cosas y como si nada hubiese pasado, mi tía se despidió de mi abrazándome y mandándoles saludos a mi madre, mi tío nos iba a ir a dejar en su auto, íbamos en el camino y no dejaba de notar como mi tío no dejaba de ver mi escote cosa que para mí era tan común que no le di importancia, mi hermanito me dijo que quería ir al baño así que paramos en un servicentro, le dije que no se demorara tanto. mi tío aprovecho de conversar conmigo y me comentaba que le había caído muy bien a sus amigos y entre tanto que me hablaba y miraba mi escote, le pregunte, porque me miras tanto los pechos tío? me contesta que es inevitable que son demasiado grandes, así que le dije, le puedo preguntar algo tío? te gustaría tocármelos entonces? el me miro nervioso y sin saber que decir, mire para todos lados y me levante la polera blanca y apretada que me había comprado mi hermano y saque ambas tetas de mi sostén y tome una de sus manos y le dije, no se demore. Así que comenzó con una cara de caliente a tocar mis tetas mientras me desea que no podía creer las tetas que tenia, me las apretaba y movía desesperadamente, el sabia que tenía solo esa oportunidad de hacerlo mientras yo vea si venia mi hermano, cuando lo vi venir, saque su mano pero el insistía en seguir tocándomelas así que rápidamente me metí las tetas a mi sostén y baje mi polera. El me dijo tengo unas ganas de chupártelas que ni te imaginas, yo solo sonreí. Cuando llego mi hermanito, fuimos al terminal mi tío nos ayudo con los bolsos y se despidió de mi hermano y subió al bus, el me abrazo me dijo cuídate sobrina que estés muy bien y cuando iba separándose de mi, pesco uno de mis senos y comenzó osadamente a apretármelo, le quite la mano y me subí al bus. Mi hermano estaba un poco extraño no me hablo en casi todo el viaje y cuando se hizo de noche le pregunte, que le pasa? me dijo que estaba enfadado porque me había regalado una polerita y un sostén muy lindo y que yo no había hecho nada por el, yo me reí y le dije que no fuera tonto que ya le había echo un regalo y que el muy bien sabia cual, y me responde, si pero quiero más, en la casa nunca volverá a suceder. Y tenía mucha razón, lo que sucede en las vacaciones queda en las vacaciones. Lo pensé un momento y mientras todos en el bus dormían y la luz ya se había apagado me acerque a el y le dije, te vio a devolver el regalo, así que me agache y baje el cierre de su pantalón buscando su pene, cuando lo encontré lo saque de su calzoncillo y me lo lleve a la boca muy lentamente y comencé a chupárselo era suavecito y tibiecito pero comencé a notar cómo iba creciendo poco a poco hasta llegar a ser la verdad grande para su edad, trataba de no hacer ruido con la boca para que no nos descubriera, y cuando su pene estaba muy durito, lo mire y le dije que no hiciera ruido, me acomode para sacarme las tetas de mi polera apretada sacando mis enormes tetas de mi nuevo sostén tome el pene de mi hermanito y lo puse entremedio de mis tetas tibias las apreté con mis manos para no dejar escapar su pene y las comencé a subir y a bajar para darle su regalito, lo miraba sosteniendo con ambas manos mis tetas y le sonreía y el se acerco y comenzó a jugar con mis pezones, yo me movía cada vez mas rápido, haciendo un leve sonido cuando golpeaba mis tetas con sus piernas, hasta que después de un buen rato masturbándolo con las tetas, eyaculo en ellas, y vaya que salió semen me las dejo empapadas por completo, como no tenia con que limpiarme comence a esparcir su semen calentito por mis enormes pechos mientras el me veía hacerlo y luego baje mi polera, chupe la cabecita de su pene para limpiarlo y lo metí en su pantalón. Me senté y le bese la frente. Dormimos placenteramente viajando a nuestra casita para descansar de tan deliciosas vacaciones.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gangbang en la fiesta de mi pueblo

Soy mujer de 22 años en mi pueblo la fiesta se celebraba el sábado mi amiga Paty y yo bailamos y tomamos mi casa queda cerca y pensé en i...