Mi suegrita jamona

Soy HOMBRE de 26 años de edad Mi ex suegra era una vieja jamona de 54 años, exquisita. Tiene una piernas muy gruesas, ancha de caderas, tetas enorme y mega culona. Anduve de novio con su hija por 4 años, por lo mismo compartí mucho con ella, la vi en traje de baño, camisa de dormir, hasta en toalla saliendo de la ducha. Obviamente nunca le dije nada, solo soñaba con ella. Una tarde ya llevaba casi un año que había terminado con su hija, me la topé en la calle. Estaba más rica que nunca. Me saludo muy contenta, conversamos un rato y se despidió de mi con un beso en la mejilla. Me dejo pensando en ella todo el día, pensando en cómo haber conversado más con ella etc. Di vuelta mi casa, buscando mi antiguo teléfono, donde tenía el teléfono de ella. Al agregue a mis contactos de whatsap, donde salía con un vestido negro, que realzaban sus enormes tetas. Le escribí diciéndole que había sido un verdadero gusto haber conversado con ella y ella me contesto que también le había dado gusto y que quedábamos en contacto. De ahí comencé a contactarla por este medio, algunos video o bromas , saludos de buenos días , buenas noches , hasta que una vez la noté mas conversadora , fue un chateo mucho más largo , donde me preguntó por que tanto interés en conversar con ella y jugándomela , le confesé que ella siempre había sido un sueño para mí Puso una carita de asombrada , diciéndome que jamás pensó algo así de mi. Después no me escribió mas, hasta que al tercer día , ella me escribió a mí , diciéndome que a pesar de lo que le había dicho, extrañaba nuestras conversaciones. Me preguntó que me gustaba de ella, siendo que estaba tan gorda y le dije que todo, que la encontraba una fantasía. Me confesó que me encontraba muy atractivo , que no le era indiferente , pero que se moría si su hija se enterara de estas cosas que estábamos conversando. Ya con eso , me fui con todo, hasta que la convencí de tener un affaire conmigo. La pasé a buscar en una apartada calle, y me la lleve a un motel. Todos mis sueños y fantasías se hicieron realidad. Al fin estaba con mi jamona suegra, enterita para mí. Para que decir cómo me devore sus enormes tetas , como le comí la concha hasta que la hice acabar , la penetré como un semental. Esas gruesas piernas blancas, que tanto me llamaban su atención, en mis hombros, ese culo de dimensiones anormales , ahí , en cuatro patas sobre la cama , oyéndola jadear pidiendo mas y mas. Somos amantes desde hace 1 año, me encanta

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gangbang en la fiesta de mi pueblo

Soy mujer de 22 años en mi pueblo la fiesta se celebraba el sábado mi amiga Paty y yo bailamos y tomamos mi casa queda cerca y pensé en i...