Mi amante y su hija para mi

Soy un tipo casado y con hijos.
Por trabajo debo viajar mucho a cierta ciudad donde conoci a mi actual amante, una mujer de grandes tetas de 39 años, madre soltera de una chica de 20 con sindrome down. Siempre me queo en su casa cuando voy a esa ciudad.
La madre es muy buen polvo y me da unas deslechadas de fabula, pero su hija, retrasada y todo, tiene tremendo par de tetas mejores que las de su mamá, y desde hace un año mas o menos que me fije en ella como mujer. Mi amante es muy abierta y hemos hecho ya dos trios con otras mujeres y por eso un dia en que estabamos cogiendo le dije que queria cogerme a su hija. Se emputo a mas no poder y me trato de degenerado, pervertido etc. Bueno, ahi quedaron las cosas. Tiempo después volvi a tocarle el tema pero esta vez le dije que pensara que su hija igual era una mujer con necesidades sexuales y que mejor que alguien conocido se las calmara para que no se fuera a traumatizar. Esa vez fue peor pues hasta trato se de pegarme. No toque mas el tema pero mas o menos un mes despues me dijo que habia pensado mucho el tema y habia pensado en que tal vez si era mejor que su hija quedara en mis manos antes que en las de un desconocido. Aleluya!! Con maña y paciencia segui dandole por ahí hasta que la semana pasada acepto. Me dijo que ok, que estuviera con su hija pero que tenia que tener mucho cuidado pues era virgen. Mejor aun!! Y me la podia coger sin caucho pues resulta que desde los 18 le mando a hacer la ligadura con una ginecóloga amiga. Ahh que dicha!! Y este fin de semana pasado que me quede donde ellas, llego mi momento. La mama la desvistió y me dejo con ella en el cuarto. Sus tetas eran simplemente fantasticas! Grandotas, aureola rosada, deliciosas. Y esa panocha bien peluda, era un manjar!. Bueno, me hice a su lado y le dije que ahora era mi esposa y que las esposas debian hacer cosas por sus maridos. En resumen, le meti mano, le hice sentir varios ricos orgasmos y al final mi premio: suavemente la penetre mientras le chupaba las tetas. Trato de resistir pero finalmente se dejo hacer lo que yo queria. Estaba bien apretadita y pese a ser virgen no sangró. Le di un buen rato y me vine dentro de ella. Que rica senti esa venida. Le dije que de ahora en adelante siempre que fuera a donde ellas, tendriamos que hacer lo mismo. Acepto y le dije de nuevo que eramos esposos. Bueno, acabada la cogida sali desnudo a donde la madre que estaba en otro cuarto y le dije que mision cumplida. Se le noto la incomodidad pero no dijo nada. Eran ya como las 7 pm asi que cenamos y despues me fui con la mama a la cama. Estaba todo untado de la hija y aun asi la monte y le di su buena cogida. También acabe adentro de ella. Que buen fin de semana tuve! Y el lunes si a volver donde mi mujer... que pereza

Mi hijo, mi todo

Soy MUJER de 58 años de edad

Me llamo Graciela y quiero contar mi historia de amor, diferente a muchas, que para muchos es una aberración, ya que el amor de mi vida, mi hombre mi pareja, es mi propio hijo.

Hace un par de años, mi hijo se separó de su mujer y volvió a vivir conmigo. Obviamente en un principio estaba muy triste y bajoneado por lo que estaba viviendo, pero después del tiempo volvió a ser el mismo. Yo llevaba años viviendo sola, también soy separada, tenía mi vida resuelta, pero cuando mi hijo volvió, todo cambio. Me tuve que poner mas recatada , desvestirme en el baño , cerrar la puerta de mi dormitorio cuando me vestía etc. El no, era más informal, andaba por la casa en ropa interior y la verdad que , a pesar de ser mi hijo, me pasaban cosas con verlo así con tan poca ropa, luego de estar tanto tiempo sin un hombre en casa. Todo iba bien , hasta que un dia , mi hijo había dejado su teléfono en casa , y , como cualquier mujer , curiosa , me pongo a revisarlo y me encuentro con la sorpresa , que mi hijo se estaba acostando con mi mejor amiga .

Mensajes completamente subidas de tono, fotos eróticas de los pechos y sexo de mi amiga, masturbándose, que le enviaba a mi hijo diciéndole todo lo que le haría en su próximo encuentro. Por su parte, mi hijo le mandó fotos de su pene erecto, cosa que, a pesar de la molestia y rabia con ellos, me excitaron. Años que yo no veía uno y ahí en mi mano, la foto del tremendo pene de mi hijo.
Obviamente hice un escándalo, a mi amiga le dije de todo, que era desleal, caliente, que no le dije, rompiendo nuestra amistad irremediablemente. A mi hijo también lo encaré, diciéndole como podía hacerme eso etc etc, un show tremendo y mi hijo excusándose que ambos eran solteros, con necesidades y que solo era eso, sexo nada más, esa conversación se repitió más de una vez , reproches de mi aparte hacia el, pero que si soy sincera , ahora que lo pienso, eran celos. Hasta que en una nueva pelea, mi hijo me dijo que era anticuada, que lo que me hacía falta era lo mismo que su amiga, un buen sexo para que se me quitara lo histérica.

Alterada, gritándole y llorando, no se de donde se me salió, me equivoque , le dije que sí, que era eso , pero me equivoque al decirlo , que en vez de decirle “que no sabía las ganas que tengo , de tener “a alguien” que me hiciera lo mismo que a mi amiga , dije “ no sabes las ganas que tengo que “me hagas” lo mismo que a mi amiga.

Quedamos callados un segundo y cuando quise excusarme, no alcance a decir nada, cuando mi hijo se me abalanza, me tratar de besar y me comienza a tocar , diciéndome que años había soñado con eso. Quede helada con esa declaración , solo me deje llevar y comencé a sentirme mujer otra vez , mis sensaciones al máximo, un fuego interno que lo único que deseaba era sentir su verga dentro mio. Nos besamos apasionadamente y terminamos en mi cama , haciendo el amor desenfrenadamente.

Desde ese dia dormimos juntos , cogemos casi todos los días. Aprendí a satisfacerlo , tanto como el a mi. Somos dos amante lujuriosos , no tenemos limites , todo esta permitido y realmente me encanta , me cambo la vida.

Se que tarde o temprano esto va a cambiar, seguro conocera una muchacha de su edad y me dejara , yo quiero que pase, lo amo y quiero lo mejor para el, pero mientras tanto disfruto de sus caricias y los orgasmos que me da.

Besos a todos

Me calientan las tetas de mi tía Graciela

Soy hombre de 26 años años de edad

Cada vez que viene mi tía.. Le miro por arriba de su campera las tetas.. Todavía no la pude ver desnuda.. Como hago para verla?

Me gusta mostrar a mi madre

Soy Hombre de 22 años años de edad

Mi madre tiene 50 años, es gorda, tez blanca, pechos medianos y culo grande, la verdad no es atractiva ni nada, mas bien una señora normal. Ultimamente me gusta entrar a los chats y mostrar a mi madre para ver los comentarios de como se la cojerian y que me digan todas las cosas que le harian. Me calienta mucho la idea de verla con otros hombres ( no incesto). Dejo mi correo si alguien quiere ver fotos de ella (solo tengo con ropa) o hablar por skype si se la cojerian: ach7895@outlook.com

Por el chat me consigo hombres pa culiar

Soy mujer de 47 años años de edad

mi secretito es el siguiente: hace mas de diez años que me separe de mi marido, los dos somos Chilenos, y hasta esa fecha de mi separacion el habia sido el unico que me habia culiado. y ahora con esto del internet la cosa esta mas facil para webiar. yo vivo en Suecia en una ciudad que es bastante chica. y aqui mis compatriotas son todos caguineros. pero a mi no me saben nada, todos creen que yo no me encuentro con hombres para culiar, y yo solo pienso. supieron estos webones Chilenos cuanta pichula buena me como, tengo 47 años de edad, y un poco gordita nomás, eso sii. sin tener casi nada de guata. lo que si tengo bien grande es el poto, tengo un amante que puedo decir es el fijo, porque un par de veces al mes me voy donde el por todo el fin de semana, pero tambien a el le he dicho que no venga a mi ciudad, porque la gente hablaria al verme con el. a el no lo dejo, y ni quiero dejarlo porque se tiene - la manza pichula, un dia se la medi cuando la tenia parada, y le media 22 cmt, y de grrueza ni se diga. y quisas será por su edad, pero el no tiene necesidad de tomar esas webadas de pastillas azules. cada vez que me culea me hace ver las estrellas y muchas otras cosas. el tiene 34 años de edad, y para que decirlo, no es porque el sea mi amante, pero es lindo el condenadito. a el le gusta culiarme a lo perrito porque asi me entra toda. y yo para que les cuento. lo paso super bien. yo a cualquier mujer le aconsejo que pruebe aunque sea una vez un hombre asi, y que despues me cuenten porque se siente lo que se dice rico. este es mi secreto. y en mi ciudad nadie lo sabe. aqui lo cuento porque en verdad nadie sabe de donde soy. en Chile naci en Temuco, pero en Suecia vivo en el Sur cerca de una ciuda que se llama Malmö. saludos a todas las amigas Chilenas. Raquel

Memes de incesto

Soy Hombre muy morboso de 45 años de edad

Les confieso que me excita hacer memes incestuosos! Me masturbo riquísimo imaginando q ue pudieran ser de mi madre,hermanas o hija! Si compartes mi gusto escribeme e intercambiamos imágenes! De hecho no pido nada a cambio! Puedes pedirme sin compromiso! Lame_rajas@outlook.es

Mi esposa caliente cojió con mi cuñado

Soy hombre de 47 años años de edad

mi esposa cogio con su cuñado mientras estábamos borrachos y el le hizo de todo ella hizo lo con el lo que nunca a hecho conmigo

Vida secreta de mi mama

Soy hombre de 25 años de edad

Soy hombre 25 años mi madre tiene 45 también una hermana de 26 mi madre es madre soltera preñaron y la dejaron otro u otros por que dicen que andaba con más de uno volvieron a preñarla y no se caso durante mi crecimiento vi a hombres llegar a casa y hasta dormir con ella en su cuarto ya más grande me las ingeniabaingenia apara poder verla coger podía ver todo hasta su panocha escurtirle la leche que le dejaban mi hermana por su parte también era testigo de eso y ella también tenía su manera de espiar también vi como un hombre que cogía a mama la desvirgó a mi hermana y era muy caliente que ella lo busco hasta que le dio lo que quería creo que le gustaba su verga y como cogía además le andaba metiendo mano

Obsesión enfermiza con las tetas de mi suegra

Soy hombre de 40 años de edad

Tengo una obsesión enfermiza con las tetas de mi suegra, tiene 67 años, ya esta vieja, pero tiene unas tetas que me tienen loco. Son hermosas, grandes , muy blancas , redondas, perfectas.

Muero por tenerlas en mi boca , chuparlas , correrme en ellas. Ni siquiera pienso en cogérmela, solo sus tetas. Una vez con unos tragos encima casi se lo digo, menos mal que no lo hice. Me quedo pegado mirando el canalillo de sus escotes, cuando la abrazo, las siento en mi pecho, trato de verlas cada vez que puedo, o roces casuales. Me encanta hacer la cama con ella , cuando se agacha , en especial con pijama , donde como esta sin sostén le cuelgan aun mas. Ahí he podido ver en más de una ocasión sus pezones, exquisitos ….

Tengo unas ganas de colocarle una cámara espía para poder verlas en todo su esplendor.

Envidio a los que han podido cumplir ese sueño , a mi me queda solo masturbarme pensando en ellas.

Encontre a mi madre revolcandose con su amante 6

Soy Hombre de 38 años años de edad

Si ustedes creían que lo que he narrado en los relatos anteriores es lo más pervertido y lujurioso que podían leer, pues créanme que se equivocan porque de lo que fui testigo la noche que el amante de mi mama se quedó en la casa supera todas las expectativas; esa noche mi mama y el vecino cogieron de la manera más impúdica y lasciva que se pueden imaginar aquí lo narro.

Si ustedes se preguntan por qué es que tardo tanto en escribir la siguiente parte de esta historia, es porque estos relatos me cuesta mucho trabajo escribirlos y es por ello que tardo en publicarlos ya que no es fácil narrar que siendo un niño fui testigo de cómo un vecino se apodero de la voluntad de mi mamita logrando que se hicieran amantes, y ahí en la cama de la recamara principal de mi propia casa fui el gran espectador de los más lujuriosos y depravados encuentros sexuales entre mi mama y el vecino.

Como dije en el relato anterior después de que mi mama y el vecino estuvieron cogiendo en el baño, ambos se habían acostado desnudos en la cama de la recamara de mis papas, y así mientras el tipo este seguía tratando de convencer a mi mama de que le diera una fecha para irse con él, ambos comenzaron a acariciarse, y ya cuando la calentura regreso de nuevo a sus cuerpos se enredaron en las sabanas y entonces empezaron a comerse a besos.

Yo me había ido a mi recamara a tratar de dormir, sin embargo supe de inmediato que eso sería imposible y que tendría una noche muy larga, era la primera vez que el amante de mi mama se quedaría con ella toda la noche; y así fue como empecé a oír como tronaban sus bocas por los besotes que se daban y lo peor comencé a escuchar como respirando agitadamente y exhalando gemidos mi mama y el vecino se decían palabras obscenas y depravadas como preámbulo antes de comenzar una nuevo encuentro sexual.

Como mencione en uno de los relatos anteriores, puedo describir perfectamente lo que mi mama y el vecino se decían ya que el depravado este, grababa en un casete de esa época, todos los sonidos y cosas que se decían él y mi mama mientras cogían y luego intento mandárselos a mi papa, pero afortunadamente yo pude interceptarlos y no sé porque me los quede y los escuchaba.

Esto es lo que les oí decirse:
Vecino: ¿Quieres algo duro y sabroso dentro de tu boca?
MAMA: ¿Qué?
VECINO: Esta
MAMA: ¡U y así de dura, la quiero adentro!
VECINO: Quiero masturbarme en tu boca metértela toda, hoy si te la vas a comer toda chiquitaaaa
MAMA: Ok, tengo que decirlo… Quiero chupártela YA…
VECINO: Estas bien buena, tanto que lamería todo tu cuerpo me encanta verte desnuda
MAMA: Me pones bien caliente, no aguanto las ganas.
VECINO: ahhhhh, chiquita, ya me prendiste otra vez no sabes cómo te deseo,
MAMA: Me encanta sentirte adentro mío
VECINO: Ahhhh no puedo más ricura tú y yo tenemos gemidos pendientes.
MAMA: Siii chiquitooo ahhhhh quiero abrazarte, que me comas a besos, que me babees y sobre todo quiero tenerte entre mis piernas”.
VECINO: Mmmmhhh siiiii Quiero mamártela, quiero darte lengua y verte retorcerte de placer
MAMA: ¡Oh sí! ¡Eso me gusta… eso!
VECINO: Prepárate no te voy a dejar dormir en toda la noche voy a cogerte hasta que amanezca
MAMA: Ahhhhh pues queeee esperamoooos ahhhhhh ouuuhhh ya va siendo hora de tu y yo arruguemos las sabanas

Yo no aguante más y escuchando todo eso fui a la recamara donde estaban ellos, y ahí encontré la puerta entreabierta y fui testigo de cómo en ese momento mi mama y el vecino estaban sobre la cama, hincados, uno enfrente del otro y mientras seguían diciéndose palabras obscenas, no dejaban de besarse, sus bocas se devoraban con lujuria, ambos se veían locos de deseo, y es que era impresionante ver la manera en que se besaban con total lascivia a bocas abiertas.

Pero lo más excitante estaba por ocurrir ya que los amantes empezaron a masturbarse mutuamente, el vecino metía sus dedos en el sexo de mi mamita y la estimulaba mientras ella con su mano comenzó a chaquetearlo.

Así, ambos desnudos sobre la cama, podía ver como se masturbaban uno al otro con ganas, sus ojos expresaban el fuego y la pasión de dos amantes en celo urgidos de placer; así poco a poco sus cuerpos fueron reaccionando, el aroma viril que proyectaba su lujuria, comenzó a encenderlos de nuevo, la intensidad del instante se acrecentó con cada beso, con cada caricia, sus cuerpos desnudos comenzaron a suplicar que nuevamente se necesitaban.

¿Te gusta?, pregunto mi madre, mmmju, respondió el vecino, expeliendo aire como si su corazón se hubiera acelerado; el vecino gemía como en trance, fue entonces que vi como mi mama comenzó a chuparle el pene lentamente, primero lamiéndole la punta, bajando por el tronco y luego rozándole las bolas.

¿Sigo? Pregunto ella, ohhhh, no parees, exhalo el, mi mama se atragantaba con el miembro en su boca, mientras el vecino se retorcía de placer. Y así otra vez empezaron las frases obscenas

VECINO: Mmmhhhh iiii, ahí me encanta… Chúpalo
MAMA: Ahhhhh ouuuuhhh La tienes demasiado grande, se siente muy rico!
VECINO: Me encanta lo caliente que te ves chupando mi macana
MAMA: Ahhhhh, mmmhhh, esto es lo que más deseaba que ricoooo ahhhhh

De repente ocurrió otra situación que nuevamente superaba el pudor y la lujuria de que he sido testigo, el vecino se levanta y le dice a mi mamita, ven chiquita, quiero agasajarme viéndote desnuda acostada en la cama de frente a mí, cuando mi mama quedo acostada frente a él, el vecino le dijo chiquita, mastúrbate.

Lo increíble fue que mi madre acepto, estaba completamente dominada por él, se había adueñado de su voluntad; mi madre se lamio dos dedos y así viendo al vecino de frente comenzó a masturbarse, rozándose y tocándose su sexo, y haciéndolo vibrar cada vez más. El vecino con la boca completamente abierta por la excitación de ver como mi mama se masturbaba, expreso así, así no mames chiquita que rico, síguete masturbando, así fue como el vecino comenzó a masturbarse también sin dejar de mirar a mi mamita con su mirada excitada y libidinosa.

El vecino exclamo: Ahhhhh, chiquita, ya me prendiste otra vez no sabes cómo te deseo, ya quiero cogerte otra vez y gruño lascivo en la nuca de mi madre.

Mi madre le sonrió y mordiéndose el labio inferior, arqueo la espalda y abrió las piernas, estaba tan excitada que ni podía hablar; así fue que el vecino no aguanto más, se acercó a mi mamita, se recostó encima de ella, y empezó a cogérsela.

El vecino le empino por completo su macana a mi mamita, gimiendo a medida que se lo hundía, oooohhhh, mmmmhh, mi mama apretó la sabana con los puños y hundió el rostro en una almohada para ahogar los gemidos; ambos se fundieron en un abrazo caliente, y empezaron a agitarse, acoplados como si fueran uno solo, gimiendo y gruñendo, mientras la madera de la cama rechinaba de manera excitante debajo de ellos.

El vecino se veía en pleno éxtasis al estar entre las piernas de mi mama, vi como taladraba a mi madre con su movimiento rítmico de cadera, una y otra vez sin parar; ambos rodaban por la cama, comiéndose a besos.

El vecino y mi mama estaban cogiendo de una manera por demás excitante, de pronto los amantes estaban restregándose y acariciándose sus cuerpos desnudos, lo más rico era ver que mientras se besaban ambos juntaron sus lenguas y comenzaron a mamárselas con placer. Las manos del vecino fueron describiendo ágilmente una ruta sobre la piel de mi mama, primero sus tobillos, luego el vecino volvió a agasajarse al acariciarle sus deliciosas piernas a mi mamita, hasta seguir más arriba, por sus caderas, por su cintura y finalmente detenerse en los redondos senos de mi madre.

Era impresionante ver la manera en que mi mama y el vecino se estaban revolcando, rodaban por la cama hasta quedar como atravesados, acostados en horizontal; el vecino se estaba cogiendo a mi mama con un deseo fuerte y latente, empujándole aquella pieza animal, enterrándosela sin detenerse, con los ojos encendidos de éxtasis.

De pronto, el vecino puso un pie en la cama y continúo cogiéndose a mi mama, clavándole hasta el fondo su macana prensada a mi mamita. Los senos de mi madre brincaban con cada una de sus arremetidas y el vecino las apretaba con sus manos varoniles pellizcándole sus pezones; las nalgas de mi mama rebotaban en la ingle del vecino, a medida que el arremetía sin parar, agitando su cadera.

Así fue como de repente, ambos volvieron a decirse sus frases candentes:
VECINO: Ahhh no mameeees, ricura, que delicia estar todo la noche en tu cama, encima de tí!
MAMA: Ahhhhh, ouuuhhhh, si chiquitoooo tú y yo embonamos muy rico en la cama.
VECINO: Ouuhhh mmmmhhh ¡Esto es lo que más deseaba quedarme contigo toda la noche cogiéndote!
MAMA: Ahhhhh ouuuuhhh ¡Que bárbaro, que grande la tienes, ahhhh se siente muy rico!

Yo no pude más me saque mi pene y comencé a masturbarme como nunca, y es que a pesar de ser un niño, como podía aguantarme al ser testigo de semejante escena sexual; era increíble pero yo a esa edad ya estaba muy caliente, mientras en la cama sin importarles nada mi mama y el vecino seguían cogiendo.

Mi mama y el vecino rodaban por la cama, estrujándose con pasión, parecían un par de animales en celo, ambos entrelazaron sus piernas como si quisieran enredarse y no volver a separarse, hasta que de repente sus bocas volvieron a encontrarse, mi madre y su amante se miraron de frente, se sonrieron y comenzaron a besarse con lascivia, sus bocas húmedas y lujuriosas se empalmaron un buen rato, mordisqueándose mutuamente.

El vecino estaba convertido en un verdadero animal, estaba desatado, hundiendo su cadera entre las piernas de mi madre, el gemía como un toro ouuuhhhh mmmmhhhh y así mientras ella, le acariciaba su cabellera rizada y espesa a él, hundiendo sus dedos en sus hebras gruesas, sin perder más tiempo el vecino comenzó a mamarle los senos a mi mamita.

Era excitante ver como el vecino poseía a mi madre al estar entre sus piernas; el vecino se estaba cogiendo a mi mama con un deseo fuerte y latente, empujándole aquella pieza animal, enterrándosela sin detenerse, con los ojos encendidos de éxtasis; mientras mi mama nuevamente apretaba la sabana con los puños y ahogaba sus gemidos en la almohada.

El vecino se movía vertiginosamente mientras penetraba con fuerza a mi mamita; fue entonces que mi madre comenzó a masturbarse de nuevo; los gemidos del vecino se trasformaron en gruñidos, mientras mi mamita enfierrada y excitada continuo masturbándose.

Poco después, el vecino tomo a mi mama por la cintura y la coloco encima de él, y así acomodando su pene en la hendidura de mi madre comenzó a penetrarla de nuevo, cuando mi madre tenía el pene del vecino bien adentro se puso como en trance y comenzó a menearse, inclinando sus senos hacia adelante para que así, el vecino pudiera mamárselos a placer.

No puedo explicar la sensación que sentía en ese momento al ver como mi mama estaba desnuda contoneándose encima del vecino mientras este, la penetraba; las tetas de mi madre brincaban, sus nalgas rebotaban en la ingle del vecino y la respiración de ambos se agitaba cada vez más, a medida que las sensaciones se intensificaban.

El vecino deslizo rápidamente sus manos por las nalgas de mi mama, enterrándole sus dedos estrujándole las nalgas a mi mamita, en cuanto más rápido la contoneaba; el vecino tomo a mi madre por la cintura y le alzo la cadera para enterrarle su pieza hasta la base, mi mama arqueo la espalda y continuo a meciéndose y contoneándose

Y así, mientras mi mama y el vecino cogían como desesperados, volvieron a las frases candentes:
MAMA: Ahhhhh, mmmhhh, chiquitooo me encanta sentirte adentro mío, me coges tan ricooo ahhhhh
VECINO: Mmmhhh ahhhhh, prepárate no te voy a dejar dormir en toda la noche voy a cogerte hasta que amanezca
MAMA: Uy siiiii ahhhhh así de dura la quiero adentro todaaaa la nocheee ahhhhh!
VECINO: Ahhhh, no mameees estas bien buenaaaa, tanto que lamería todo tu cuerpoooo me encanta verte desnudaaaa ahhhhhh, mis ganas de ti no se quitan ahhhhhh
MAMA: Siiii siiii asiiiii que rico mmmmmhhhh ahhhhhh coges bien ricooooo mmmmmhhhh ahhhhhh
VECINO: Oh sí! Eso me gusta… Eso!
MAMA: Mmmmhhh oooooh aaahhhh no puedoooo aguantar maaaassss ahhhhhh
VECINO: Vente mi amor… Vente! Vente ya ay siii…vamooooos

El vecino comenzó a darle más y más duro a mi mama, tomándola por la cadera, le empujo su palo hasta hundírselo hasta el fondo a mi mamita, ambos tenían los ojos en blanco y exhalaban gemidos de placer con la boca totalmente abierta expresando un ahhhhh me vengoooo ahhhhh, de repente al ver la expresión torcida de placer de mi mama y el vecino así como su respiración agitada, eso solo indicaba una sola cosa, que ambos estaban a punto de venirse.

Mi mamá y el vecino apretaron el ritmo y se descorcharon en la efervescencia eterna del orgasmo, estallaron juntos, apretándose en un gesto tenso y denso, el vecino ahogo sus gemidos, apretó el rostro y mordiéndose los labios, disparo un chorro de leche sobre el cuerpo de mi madre.

Como recién salido de un sauna, el vecino se despegó de mi madre y se desplomo boca arriba sobre la cama, sonriendo y satisfecho jalo a mi mama para recostarla junto a él, pero ahí no acabo todo ya que mientras mi mama quedo recostada boca arriba, el vecino se sentó encima de ella y aprisionándole sus manos con las rodillas hundió su pene en la boca de mi mamita para que así, ella le absorbiera todo el semen que había chorreado.

Así, mientras el vecino obligaba a mi mamita a que le siguiera haciendo sexo oral, yo no pude más y me fui de nuevo a mi cuarto a tratar de dormir aun sabiendo que el vecino no iba a dejar en paz a mi mama en toda la noche.

Perdí la virginidad con mi hermana ( 1 parte )

Soy hombre de 55 años de edad

Que buena pagina para contar secretos .. el mío , es muy fuerte. Teníamos tan solo 12 años cuando esto pasó.

Hacía un rato ya que algo nos pasaba con mi hermana, siempre tonteábamos entre nosotros bromas, empujones , luchas , las que en el último tiempo se fueron incrementando , hasta que las luchas no eran más que una excusa para tocarnos.

Cada vez duraban mas, el contacto era mucho mayor … Yo la ponía de espaldas y me montaba sobre ella frotándome o ella se me montaba encima , juntando nuestros sexos. Hasta que en uno de esos encuentros, ella , más decidida que yo , me pregunto si me gustaba tocarla , le dije que si y me confesó que a ella también. Ya con eso, los roces con mutuo consentimiento eran mucho más ricos, poco a poco, con mucha timidez, fui tocándole el culo con mis manos, sus pechos, hasta que ella también me toco a mí, todo esto con ropa.


Hasta que en un momento que estábamos de lado y le acariciaba sus pechos, preguntándome si me gustaban sus pechos, me dijo si se los quería besar. Ahí me descontrole chupándoselos, juntamos nuestros sexos y practicante follamos vestidos, donde yo acababa dentro del mis ropa. Luego, curiosa, me pidió si podía tocármelo, y como niños, a mi me daba vergüenza mostrárselo y a ella verlo, solo metió su mano dentro de mi ropa y me masturbo. También fue ella, la que me pidió que la tocara por dentro de pantalón, acariciando la primera vagina de mi vida.


Cada encuentro era más intenso que el anterior, solo nos tocábamos nuestros sexos , nos masturbábamos mutuamente , hasta que una tarde , yo con los pantalones desabrochados, mi hermana tocándome , me los baje un poco mas dejándolo todo expuesto. MI hermana lo miró , sin dejar de tocármelo y me dijo que quería hacerlo conmigo. Nos sacamos la parte de abajo , me monté sobre ella, viendo por primera vez su vagina y trate de meterlo. Me dolió un poco, pero me aguanté, a ella también le dolió, pero lo hicimos. Perdimos la virginidad juntos.

Perdí la virginidad con mi hermana ( 2 parte )

Soy hombre de 52 años de edad

Ya de ahí, a ambos nos gustó mucho y lo hacíamos frecuentemente, siempre en las tardes, cuando nuestros padres trabajaban. Sabíamos que hacíamos mal y también que ella podía salir embarazada, pero ingenuamente pensábamos que con solo acabar afuera, no tendríamos problemas.

Afortunadamente nunca se embarazo mi hermana y esos que varias veces yo aguantaba hasta el último segundo para sacarlo, pero más de una vez el primer chorro se me salió adentro. Nunca nos besábamos, solo caricias , nos sacábamos la ropa y lo hacíamos, sin poses extrañas. En ese tiempo desconocíamos lo que era el sexo oral, solo por chistes yo lo había escuchado mencionar, pero no me llamaba la atención.

Nuestros encuentros se mantuvieron hasta que ella se comenzó a preparar para hacer la primera comunión, se metió fuerte a la iglesia y ya no quiso. Aparte del miedo de quedar embarazada. Después como a los 16 años tuvimos una recaída, ya habíamos tenido ambos experiencias por fuera, mi hermana tomaba pastillas, obviamente mucho más fogosas e intensas.

De ahí, cada cierto tiempo volvíamos a caer en pecado, era ella la que siempre cortaba nuestras relaciones, por temas de moralidad o que se enamoraba de algún chico, pero tarde o temprano volvíamos a pecar.

Cuando se estaba por casar, ya me advirtió que nunca más volvería a pasar algo entre nosotros, ni siquiera quiso una de despedida. Pasaron años, mi matrimonio no resulto, me separe, mientras ella vivía un matrimonio perfecto, 3 hijos, buen pasar, cuando una tarde me dice que necesitaba conversar conmigo.

Me contó algunos problemas de su familia, estaba estresada, con uno de sus hijos y su marido. Cuando me dice que lo que en realidad necesitaba, era pegarse un buen polvo, sin compromisos, solo algo carnal, para salir de la monotonía de su matrimonio.

Casi 40 años habían pasado desde la primera vez que lo hicimos, y 22 años desde la última vez, ahora ya viejos, con 52 años, mi hermana me ofrecía irnos a un motel a recordar el pasado.

Terminamos en un motel a las afueras de la ciudad, cogiendo violenta y salvajemente. Estaba mucho mas gordita , caderas anchas , mucho más tetona y muchísimo mas caliente. Por primera vez, el ano de mi hermana fue mío sin problemas, gozamos realmente como locos, hicimos de todo en la intimidad de ese cuarto, un morboso e inmoral encuentro.

Ya han pasado 3 años, ahora tengo pareja , pero igual, desde ese día me convertí en su amante, tres o cuatro veces al mes , mi hermana es mi puta.

A mi madre le encontré tres consoladores bajo su almohada

Soy mujer de 34 años años de edad

yo y mis padres somos Chilenos, pero vivimos en Suecia desde hace muchos años. ellos se separaron cuando yo tenia 20 años de edad, y el se busco otra mujer, para peor desgracia una Chilena tambien. lo que quiero contar aqui es que yo me imaginaba que a mi madre no le daban ganas de culiar. asi lo decimos en Chile. y un dia que ella me dejo las llaves de su apto. porque tenia que ir por tres dias a un curso del trabajo, debo aclarar que ella nunca me pasa sus llaves. pero estaba a la espera de unos papeles que a ella le importaban mucho. pues desde el primer dia en la tarde fui a ver si le habia llegado algo, y nada mas que propaganda, y me fui para mi casa, al segundo dia tambien fui por la tarde a ver de nuevo, y nada de nada. ahi fue donde pensé. y mi madre no se tendra algo escondidito en su dormitorio, y empecé a buscar con cuidado y dejando las cosas como si no habia tocado nada, y no encontraba nada, pero a mi algo mme decia que siguiera buscando, y meti la mano debajo de su almohada, y tampoco. y ella en su cama siempre a husado dos almohadas, y se me oocurre meter la mano debajo de la otra almohada, y ... me llegó a saltar la mano de los nervios. y levante la almohada, Dios mio pensé yo, tenia dos consoladores de buen tamaño, uno tenia vibrador pero el otro no. o sea que ella se mete uno adentro de la vagina, y el otro se lo coloca encima del clitoris. y tenia uno que son para meterselo en el culo. yo no es mentira pero me llegaban a temblar las manos de los nervios. coloque todo asi como estaban y me fui a mi casa, en la noche ella me llamo a mi casa y me pregunto por los mentados papeles, y le dije que no habian llegado todavia, y la senti mas calmada cuando me pregunto si de verdad habia ido a su apto. y le dije que si, yo le dije que me parqueaba enfrente de su casa y me abria la puerta rapido y salia disparada porque ella sabe que ahi no se puede parquear nunca. desde ese dia me la imagino a ella masturbandose con sus juguetitos que se tiene. ella ya tiene 54 años de edad. y para su edadno es que sea mi madre, pero esta bastante bien fisicamente. este es mi secreto, y como ustedes veran no se lo puedo comentar a nadie, y menos a ella. Chao.

Me comería a mi yerno

Soy MUJER de 56 años de edad

Hola a todos, que rico poder confesarse por acá. La verdad soy muy caliente y moriré caliente, me encanta la verga y en el transcurso de mi vida, me he comido muchas, quizás más de las necesarias.

Yo creo que ya casi es una enfermedad, cuando hablo con un hombre, ¿siempre pienso como lo tendrá? , ¿será buen amante?. Soy difícil de satisfacer, por eso dure poco con mi marido.

Últimamente se me metió en la cabeza mi yerno, que cosa más rica sería coger con él. Es joven, moreno alto, buen mozo, siempre me a atraído y para colmo, hace unos meses , en una charla bebiéndonos un vino con mis hijas y una prima , hablábamos de los hombres , de nuestras aventuras etc, . una se quejo que su hombre era muy frio, que rara vez la buscaba , mientras que a mi hija se le salió que mi yerno, aparte de estar muy bien provisto físicamente , era muy caliente , siempre tenía ganas de hacerlo y ella tenia que andar esquivándolo. Yo como broma le dije que me lo mandara para mi casa , todas se rieron … Ni se imaginan lo que le haría … Yo mmmmmmmm si !!!!

Mi hijo se masturba con mi bragas

Soy mujer de 38 años de edad

Haciendo aseo en la pieza de mi hijo, encontré una de mis bragas bajo la cama. Me pareció raro y preste más atención pensando en lo que podía significar eso y claro mis bragas del cesto de ropa sucia desaparecían, y luego aparecían manchadas, no cabía duda que mi hijo se masturbaba con ellas.

Las tetas de la abuelita

Soy hombre de 34 años de edad

Ayer fui a un asado a la casa de un amigo, estábamos en el patio, hacia frio y fui a buscar unos leños para echar al fuego para calentarnos, cuando paso por la ventana de la pieza de su abuela, la cortina estaba algo corrida, la luz de adentro encendida, la de afuera apagada, cuando veo que la abuela de mi amigo se está desvistiendo para acostarse.

Cerciorándome que no me vieran , me detuve un momento a ver , cuando la abuela queda con las tetas al aire. Fueron como dos minutos donde pude apreciar unas tremendas tetas , ricas …. Llegando a mi casa , obviamente una pajita en su honor

Veterana agradecida

Soy HOMBRE de 43 años de edad

Soy camionero de transporte internacional entre Argentina y Chile. Un compañero mío me pidió un favor, se había comprometido con una tía de él para traerla a Chile, pero su carga se postergo y no tenia viaje hasta la próxima semana y su tía debía estar si o si esa semana.

Como le debía unos favores, no me pude negar y el día que salía , llego el con su tía a echarla en mi camión. Era una veterana de unos 67 años, fea, gorda y muy culona. Apenas logro subirse al camión.

Pero resultó ser muy simpática, conversamos mucho, muy agradable y cuando llego la hora de dormir , le pase la cama y yo me acomode en el asiento. Como hacia un frio tremendo, yo dormí vestido y ella muy arropada.

Me dijo que le daba pena que yo durmiera sentado y ella cómodamente , me ofreció cambiar , ya que yo tenía que descansar más que ella. A la finales me ofreció que compartiéramos la cama , así aprovechábamos de capear el frio.
Nos acomodamos en la pequeña litera y al rato, me dio calor, me saque la parte de arriba y ella también aprovecho para sacarse el chaleco que se había puesto para dormir.

Se acomodo dándome la espalda, y yo, mirando semejante culo de dimensiones gigantescas, obvio me calenté. Me acomode en el poco espacio de cama que quedaba, disculpándome con ella que tendría que dormir de lado, que si no , no cabíamos.

No tuvo problemas, me apegue a ella y al poco rato, ya lo tenía parado apegándoselo al culo. Era imposible que la veterana no se diera por enterado lo que tenia apegada a sus cachetes, comencé a moverlo y la Tía se comenzó también mover, hasta que le pasé la mano abrazándola y agarrándole una teta. Me preguntó si lo quería hacer, que ella no era de “esas mujeres” , pero como yo había sido tan amable con ella , me daría la pasada. Le dije que si, la vieja se bajo los pantalones y los calzones, yo también los hice y se lo mande a guardar todo.

Suavemente me la estuve cogiendo de lado por largo rato, manoseándole las nalgas , pero como la cama era demasiado chica, no podíamos hacer mucho. Al principio ni gemía la vieja, ni se movía , solo estaba ahí dándome la espalda, dejándose tocar y follar sin quejarse siquiera, hasta que de repente, se le salieron unos leves gemidos y sentí un chorro que se la salió dejándonos todos mojados. Recién ahí acabé yo , dándole las gracias , me quede con la verga metida entre sus nalgas , hasta que nos quedamos dormidos. En la mañana me desperté, con la tía al lado, su tremendo culo aun al aire y aproveche de pegarme otra mas , algo corto por que al parecer no les gustó.

Nos levantamos, nos vestimos y continuamos marcha. Unas horas después ya estábamos llegando, a nuestro destino, la deje a las afueras de la ciudad, se despidió de mi dándome la mano, agradeciéndome el haberla traído, como si nada mas hubiese pasado.

Con mi secretaria embarazada

Soy HOMBRE de 39 años de edad

Tengo una secretaria de 22 años, que siempre supe que yo le gustaba, me los tiraba descaradamente. A mí la verdad no me llamaba la atención, hasta que quedó embarazada de su novio. Engordo bastante, sus pechos crecieron sorprendentemente y el morbo de cogerme a una embarazada, me llevó a meterme con ella. Qué tiempo perdido, resulto ser más caliente que tetera de campo. Caliente como ella sola. Le gusta todo, sexo anal, que le acabe en la boca, todo, todo. Ahora ya tiene 7 meses y me la cojo casi todos los días, por todos lados.

Quiero compartir fotos de mis amantes

Soy hombre de 58 años de edad

tengo muchas fotos de mis amantes ue he tenido en mi vida algunas son bonitas otras pues no tanto pero todas me dieron su amor en su momento y creo que es tiempo de desaserme de esas fotos sin embargo siento la necesidad de mostrarlas ya ue mi ego es mas fuerte que mi voluntad pero tambien quisiera me mandaran fotos para conocer a sus mujeres seria de preferencia por watsapp mi numero es 8331073684 saludos

Gangbang en la fiesta de mi pueblo

Soy mujer de 22 años en mi pueblo la fiesta se celebraba el sábado mi amiga Paty y yo bailamos y tomamos mi casa queda cerca y pensé en i...