Luna de miel con mamá

Soy HOMBRE de 41 años de edad

Mi vieja es muy especial, tiene un carácter muy fuerte, decidida, extrovertida. Es dueña de una cadena de supermercados, económicamente le sobra el dinero. Se separo de mi padre cuando yo era muy chico. Siempre había querido conocer Europa y me invitó a mí acompañarla en un viaje de un mes por el lejano continente, obvio ni lo pensé, 39 años, soltero sin hijos, como ella era además mi jefa, no tenía problemas.

Tomamos el avión, comenzamos a recorrer, obviamente dormíamos en el mismo cuarto y lo estábamos pasando genial. Una tarde, estaba buscando algo en su bolso, cuando me encontré un tremendo pene de goma dentro de su equipaje. Como tengo mucha confianza con ella, le dije que me había encontrado a su “amigo”, ella solo se rió y dijo que a su edad, sin hombres, tenía que suplir sus carencias de alguna manera. Yo bromeando le dije que al estar un mes sin mis amigas, también tendría necesidades que satisfacer, que en una de esas nos podíamos arreglar entre los dos. Lo dije como broma, pero me quedo dando vuelta lo que había encontrado en su bolso, imaginándomela masturbándose con eso.

Ella tiene 63 años, es muy gorda de culo enorme, y muy tetona , y como compartíamos cuarto, a cada rato la veía cambiándose de ropa, saliendo de la ducha, desnudándose delante de mí y yo que ya llevaba rato sin coger, tenía las bolas llenas de semen , se me empezaron a pasar ideas morbosas con ella . Una noche , ya acostados, estaba muy caliente , abrazándola por detrás , la empecé a molestar si había prestado atención a su “acompañante”, se rio y me dijo que no, que estando conmigo todo el día , a qué hora y empecé a preguntarle de su vida , que hace cuanto no se pagaba un buen polvo y se reía , pero me contestaba que hace muchos años , mientras yo le tocaba el vientre , las piernas y el culo , hasta que me dijo que la cortara que cambiáramos de tema , que ella tampoco era de piedra, que si la seguía tocando así, se terminaría por calentar, aparte que no había podido ocupar su juguete y aparte yo cambiándome ropa delante de ella .. Era evidente que también le estaban pasando cosas, y yo no la corte, seguí tocándola, hasta que me dijo que al parecer tendría que irse al baño a prestarle atención a su “amigo”.

Ahí le agarré una teta, preguntándole que tan caliente estaba, me dijo que mucho que si no la cortaba se le iba a olvidar que yo era su hijo, me la empecé a puntear , sintió mi verga en sus nalgas y me preguntó qué era lo que quería , ¿Qué acaso quería que se calentara aun mas? , le dije que si y me respondió que ya no podía estar más caliente, tirando el culo hacia atrás restregándose conmigo. Nos empezamos a tocar, me pidió que le chupara las tetas y ya de ahí nos entregamos a la calentura , le metí la mano entre las piernas , estaba jugosa , y casi suplicando me pidió que la penetrara.

El generoso cuerpo de mi madre fue completamente mío esa noche, suavemente me la cogí por largo rato. Me hizo un sexo oral extremadamente largo , la chupo con amor y ternura por largo rato, diciéndome lo mucho que le gustaba sentir mi cosa en su boca. Completamente satisfechos, dormimos placenteramente abrazados. De ahí nuestro viaje tubo un rumbo completamente distinto, se convirtió en una luna de miel. Hacíamos el amor todos los días , nos bañábamos juntos , nos entregábamos placer mutuamente, sin ningún arrepentimiento.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gangbang en la fiesta de mi pueblo

Soy mujer de 22 años en mi pueblo la fiesta se celebraba el sábado mi amiga Paty y yo bailamos y tomamos mi casa queda cerca y pensé en i...