Me exitan las ancianas

Soy hombre de 41 años de edad

Cada quien con sus gustos, a mi me atraen las mujeres mayores, mientras más viejas, mejor. No discrimino si son gordas o delgadas, tetas grandes o chicas, todas tienen algo escondido que me encanta descubrir. Esas mujeres que a los ojos del resto, son abuelas, beatas , santurronas , pero que en la cama se defienden con todo. Sin compromisos, si ataduras, sin enamorarse, solo sexo, fáciles de satisfacer. Saben que es solo para encamarse y lo disfrutan al máximo.

He tenido varios encuentros, Aida por ejemplo, es una abuela que vive sola , en mi mismo edificio. Es delgada, tetas largas y caídas, 71 años, adicta al sexo oral, hacerlo y recibirlo.

Otra, Sonia, a ella la conocí por chat , wuau , pedazo de hembra , 68 años , viuda , con varios nietos. Se me mostró por cámara, gorda de tetas enormes. Al otro día, arreglamos y terminamos en un motel, exquisita para coger, me encanta como se queja y como grita cuando la hago acabar.

María es otra de mis amantes , 72 años , casada infiel. La conocí en el trabajo, hace aseo en nuestro edificio. Nadie jamás pensaría como esa anciana y baja mujer coge como si tuviera 15 , caliente como ella sola. Según me dijo, su marido tiene 76 años , en silla de ruedas , años que no se la cogían.

Antes que ella , Aurora , trabajaba en lo mismo, 65 años , delgada, sin culo , sin tetas , pero ardiente. A ella me la cogí en mi oficina, arriba del escritorio. Aun recuerdo esas piernas flacas en mis hombros , de concha muy peluda.

Pero la mejor de todas, Julia, ella sí que me gusta. Tiene 70 años, bonita, ojos verdes. Tiene unas tetas grandes caídas, de vientre poco abultado, muy ancha de caderas y generosa de culo. Ella es de las que toma la iniciativa, me hace poses raras, se masturba sobre mi cara , le gusta el sexo anal, que le acabe en la boca y si no me la cojo al menos por una hora , no queda satisfecha. Es la tía de un amigo mio, que no tiene idea.

Ahora ando detrás de una clienta , es una veterana de 67 , elegante , de un muy buen pasar, tremendo físico. Cuando hablo con ella, siento esa atracción carnal, solo falta el último empujón para añadirla a mi lista.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gangbang en la fiesta de mi pueblo

Soy mujer de 22 años en mi pueblo la fiesta se celebraba el sábado mi amiga Paty y yo bailamos y tomamos mi casa queda cerca y pensé en i...