La amiga de mi suegra, Gorda Tetona

Soy hombre de 40 años de edad

Mi cuñado arrendó una casa grande en la playa , donde invitó a su madre y a mi esposa. Yo no tenía vacaciones, por lo que solo fui el fin de semana.

Cuando llego , me encuentro con Teresa , 65 años , separada , una amiga de mi suegra que la había acompañado. No me pasó nada con ella, solo una vieja mas, pero cuando fuimos a la playa, se me iban solos los ojos. Usaba un traje de baño de una sola pieza, con unas tetas y un culo tremendo. A mí que me gustan maduras y gorditas, esta estaba para comérsela.

Pasé todo el fin de semana, llegó el domingo en la tarde, me preparaba para venirme, cuando mi suegra me pregunta si podía traer de vuelta a su amiga. Obviamente le dije que no tenía ningún problema.

En el camino conversamos muchas cosas, yo haciéndome el galán a ver si tenía una opción con ella. En un principio vi que tenía muy pocas posibilidades, era muy santurrona, pero como a 60 km antes de llegar , noté un cierto interés de su parte , me decía “viudo de verano” , me preguntaba si no tenía problemas en cocinarme etc. Hasta que toco el tema de la fidelidad, preguntándome si yo había sido infiel. Le dije que trataba de no serlo, pero que a veces, si la oportunidad se presenta, uno lo puede pasar muy bien, sin herir a nadie si se mantiene una completa discreción. Cuando me dice que estaba de acuerdo con mi pensamiento, que si ambos eran discretos, uno lo podía pasar muy bien. Unas cuantas indirectas más , hasta que sentándose algo de lado, algo más seria , me dice que si ella no fuera tan gorda ni vieja , pensaría que yo le estaba coqueteando. No sabía si me lo estaba diciendo como para dejarme claro que no tenía ninguna posibilidad con ella o que estaba completamente de acuerdo.

Cuando estaba pensando en que responderle, ya casi llegando, me dijo “ porque yo soy muy discreta” … Ya con eso me lo dijo todo. Estiré la mano y se la coloqué en la pierna, ella hizo lo mismo conmigo.

Llegamos a su casa, vivía sola. Ni siquiera bajamos las cosas suyas del auto. Entramos y apenas cerramos la puerta comenzamos a besarnos y a tocarnos. Me llevó a su cuarto, nos desnudamos, me devore esas enormes tetas blancas de pezones rozados, que tremendos pedazos de teta se gastaba esa mujer! … se engulló mi tranca con unas ganas locas. La acosté con las piernas abiertas comiéndole extasiado la tremenda concha, luego la di vuela, le comí el culo , realmente gigante, jugando con ella harto rato antes de cogérmela.

Luego comenzamos a coger, mi verga entraba sin ningún problema, dentro de una concha grande, peluda y completamente mojada. A cada rato me pedía parar o cambiar de posición porque no quería acabar aun y así lo prologamos por más de una hora, entre pajas rusas, comidas de culo, hasta que en cuatro patas , con un culo carnoso , de más de un metro de lado a lado le di y le di hasta que nos fuimos cortados.

Me la cogí de domingo a viernes, todos los días, largas sesiones de sexo caliente. La gorda se desquito conmigo de todo el tiempo de abstinencia. Me estrujo al máximo. Hicimos de todo, era muy morbosa igual que yo. Lo que más me gustaba era cuando se sentaba en mi cara, tener todas esas carnes en mi cara era fabuloso. Para ella que le acabara afuera, en su cara en las tetas, en su cuerpo , le excitaba restregarse el semen Ya el sábado tuve que viajar a buscar a mi esposa y corte con la gorda , porque mi mujer detecta a un kilómetro mis olores y la gorda me dejaba impregnado de su olor.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gangbang en la fiesta de mi pueblo

Soy mujer de 22 años en mi pueblo la fiesta se celebraba el sábado mi amiga Paty y yo bailamos y tomamos mi casa queda cerca y pensé en i...