Encontre a mi madre revolcandose con su amante 3

Soy Hombre de 38 años años de edad

Si recuerdan en los dos relatos anteriores, conté como un vecino dueño de una recaudería había logrado seducir a mi mama y así se hicieron amantes, yo sin que ellos se dieran cuenta, en dos ocasiones los espié, mientras ellos cogían a placer, pero lo peor fue que cada vez aumentaban más la intensidad de su lujuria y un día, ya sin importarles mi mama y el vecino cogieron, casi, enfrente de mí.

Luego de unos días de la vez que yo y el chalan del vecino los espiamos en su negocio mientras él, y mi madre se estuvieron revolcando en su local, todo estuvo tranquilo, ellos no se vieron, pero lo malo que un día por la mañana, estando como siempre mi mama y yo solos encasa, y como mencione en los relatos anteriores, era época de calor así que ella solo tenía puesto un top sin mangas, no traía brassiere y un short, sobra decir que bastante cortito, ambos color naranja, jamás lo olvido porque se veía muy bien, preciosa, como les conté ella tenía unas maravillosas piernas, y se hizo una cola de caballo, ella quiso consentirme y me rento unas películas de mis favoritas, yo me recosté en el sillón y ella se sentó conmigo, puso un cojín para que recargara mi cabeza en sus piernas, era tan amorosa, tan buena conmigo; pero de pronto todo se interrumpió, tocaron a la puerta y ahí estaba, rompiendo todo el encanto, el amante de mama.

Ella se sorprendió y le dijo, ¿Qué quieres? Y el contesto, como que, vengo a verte, porque este calor me pone cachondo, quiero coger; y no mames vestida así te ves bien nalgona y tienes unas patotas que las quiero en mis hombros, ¡ya, vamos a la cama¡ Mi mama muy apenada le dijo no, espérate que no ves que ahí está mi hijo, habla bajito, que nos va a oír, y el burlándose, como siempre, le contesto, y que, es más, tengo la fantasía de que tu hijo nos vea mientras cogemos, estaría bien excitante. Mi madre respondió, como crees, estás loco, eso le podría afectar, jamás le haría eso, es un niño no, no lo hare, mejor vete, pero el como siempre jalo a mi mama de los brazos, la atrajo hacia él, y en tono lujurioso dijo, ni loco, chiquita, yo vine a cogerte, y después de verte vestida así, ya me pusiste bien caliente, te ves bien buena, ya no aguanto, así que ya, vamos a coger.

El, llevo a mama hasta el sillón donde estaba y descaradamente, me dijo, que ves amiguito, y le dije una película, que hace usted aquí, mi madre nerviosa, contesto rápido, vino a que hiciéramos cuentas de lo que le debo del mandado, tu sigue viendo la tele, pero el tipo hizo que se sentaran en el mismo sillón que yo estaba, como el sillón era familiar, se sentaron atrás de mí, ella en medio y el detrás de ella, y de reojo pude ver como el, con todo descaro metió su mano debajo del short de mi mamita y con toda destreza empezó a masturbarla.

Ella sorprendida, le dijo en tono bajito, ¿qué haces? Espérate, no, nos va a ver mi hijo, y él, dijo y que importa que vea es lo que quiero, y continuo masturbándola; ella solo alcanzo a tomar un cojín y ponérselo encima de sus piernas para taparse, y siguió suplicando pero ya gimiendo, ahhhhhh, ummhhhhh, por favor ouuhhhh, detente, no me hagas esto, ahhhhh no quiero que mi hijo nos vea ouuhhh, por favor, noooooo.
El tipo no dejaba de masturbarla, mientras yo sentía como el sillón se movía bruscamente, y lo peor que empezó a rechinar, de reojo veía, como mi mama puso su mano en la parte superior del sillón y comenzó a mordérsela para ahogar los gemidos que le provocaba su amante; el, metía su mano dentro del short de mi mamita, hurgaba en su sexo, encima de su tanga, toqueteando y frotando con sus dedos, el, la veía fijamente, curioso, lascivo. El manoseo del vecino contraía el cuerpo de ella, al sentir como el sillón se movía pude observar como mama comenzó a contonearse mientras sucedía y exclamaba quedito pero eso sí, jadeante, por favooooor ouhhhhhh no puedoooo maaaas, ahhhhhh esto no puede seeeer, ahhhhhh noooo por favooooor ahhhhhh.

Al infeliz, esto pareció excitarlo más, y el, ya desatado se volcó sin perder más tiempo empezó a lamerle la espalda a mi madre, le daba mordiscos en sus hombros, estaba cachondisimo, estaban ya tan calientes, que se podía notar que, las ganas de quitarse la ropa aumentaban cada vez que sus dedos se introducían y movían de manera cadenciosa dentro del sexo de mama; sin duda los dedos del vecino eran increíblemente expertos y amañados para hacer eso; pero se prenderían aún más cuando el vecino comenzó a susurrarle a mi mamita, me encantan tus piernas, tus senos y tus nalgas, te deseo, ya no aguanto, ya quiero cogerte.

Yo ya, sin dudar los estaba viendo y lo peor fue que ya no les importo, cuando mi mama lo noto, gimiendo me dijo veteeeeee hijito ahhhhhhhh, y yo directo le dije que hacen, esto no está bien ¿que te hace el vecino?, ¿por qué hacen estas cosas? Ella ya totalmente excitada solo contesto, ahhhhhhh ahora noooo preguntes, por
favoooor.

Yo me levante del sillón e hice como que me iba, pensé que al hacerlo ellos tendrían un poco de pudor, pero al contrario cuando según me iba a mi cuarto, voltee de reojo, y mi mama ya se había volteado frente a él, lo rodeo con los brazos y comenzaron a devorarse a besos.

Se besaban apasionadamente, ambos se mordían los labios uno al otro, sin soltarse, el amante de mi madre se acomodó mejor para acariciarle los senos con su rostro; te voy a coger le decía el, ella simplemente sonreía; se besaban con total lascivia, ahora el, con sus manos toscas comenzó a acariciarle deseoso las piernas a mi mama, sus cuerpos reaccionaron al unísono, se imantaron como por una fuerza indetenible, mientras sus labios estaban entre los de ella, sus lenguas empezaron la lucha por ver cuál era la más poderosa en una erótica acción; siempre me pones bien caliente, dijo el vecino, sin dejar de chuparle los labios a su hembra, a la vez que seguía masturbándola, ella gemía, ahhhh oohhhhh y continuaron devorándose a besos.

Mama se fue a la recamara, el, la siguió, yo por supuesto corrí a espiarlos, y él, me vio y para cumplir su fantasía dejo la puerta de la recamara entreabierta para que yo los viera; lo que veía era malo para mí, ellos estaban parados de frente, el vecino abrazaba a mi mama de la cintura, ella lo abrazaba del cuello y lo peor se besaban muy rico, como en las novelas, lo disfrutaban, con que pasión lo hacían lo peor era oír los chasquidos de como tronaban sus bocas, ellos se abrazaron más, parecía que nunca dejarían de besarse, lo disfrutaban, lo gozaban, me dolió aceptarlo, pero al verlos besarse de esa manera, tuve que comprender que mi mama y el vecino ya no podían separarse, ambos se necesitaban.

Después el vecino, de reojo voltea hacia afuera de la recamara, nota que los estaba espiando, y sonríe, burlándose de mi por estarme arrebatando a mi mamita; el, tomo a mi mami por la cintura, y, con cachonderia, le dice, ya no aguanto, quiero coger, ella le responde, yo también, y empezaron nuevamente a besarse en la boca, poco a poco el vecino, fue quitándole el top a mi madre, descubriendo sus hombros, su pecho, tienes frio, le pregunto ella, no al contrario, contesto el, nadamas de verte desnuda, ya me pusiste bien caliente. Se miraban con deseo y se veían en sus labios las ganas de comerse a besos; se miraban con cierto morbo de pies a cabeza, el tipo con su mano tomo la delantera y se plantó en una de las tetas de mama, ella se le acerca más para que pudiera tocarla mejor.

Después el vecino, tomo por la cadera a mi mama para llevarla a la cama, pero justo antes de caer sobre las sabanas, giro para quedar encima de ella, mi madre intento alzarse y darle vuelta al asunto, pero el, la tomo por las muñecas y la clavo al colchón con fuerza, besándole el cuello, ella se dejó dominar. Se besaban apasionadamente, el, le mordía los labios a ella, sin soltarle sus manos, el tipo se acomodó para acariciarle sus senos con su rostro; te voy a coger, ahhh que bárbara, como me prende ver que tienes una patotas le decía el, mi madre solo lo observaba y se mordía el labio inferior; cuando por fin la penetro, mi mama lo empujo tratando de levantarse, pero el, la tomo del cintura, aprisionándola con ambas manos y empezó a moverse, clavándole su pieza enterita.

Tumbados sobre la cama sin dejar de tocarse y besarse, como si fuera el fin del mundo; ambos totalmente desnudos se revolcaban en la cama, besándose con las ansias de un par de amantes; restregándose sus cuerpos deseosos, con lo calientes que se veían; su forma de acariciarse, con sus gemidos, todo los incitaba a devorarse. El tipo la penetraba incrustando cada centímetro de su miembro tieso y grueso; el comenzó a mecerse, empujando su cadera con ganas y marcándole con su agarre las nalgas a mi madre.

Yo solo era testigo de cómo mi mama y el vecino, sin importarles nada, estaban cogiendo a placer, rasgaban las sabanas, gastando el deseo como si lo consumieran con su vaivén, con su forma de estar entrelazados, arañándose, deseándose y acariciándose, con ritmo jarioso, el, se aferraba a la cintura de ella; mi madre se tapaba la boca para callar sus gemidos de placer, y el, seguía penetrándola, excitado, aguerrido; que fuerza tenía en sus brazos y con qué ímpetu movía su cadera.

El vecino le lamia los senos y le mordisqueaba los hombros a mi madre, así como también le hundía sus dedos en las nalgas de ella, la cama rechinaba debajo de ellos, el edredón se enredaba en sus piernas, el eco de sus gemidos y gruñidos rebotaba en las paredes de la habitación. Se agarraban el uno del otro, sin parar de moverse, sin detener el vaivén libidinoso y candente que los mantenía unidos, con sus cuerpos fundidos en un mismo; no pares, le suplicaba mama, como entrando en trance, él estaba con una expresión aguerrida y gozosa, sin dejar de empujarle su pieza completita; mi mama cerro los ojos y estrujo la sabana mordiéndose los labios cuando no pudo más.

Ambos rodaban por la cama creando un torbellino de sabanas y almohada, la boca de él, le devoraba los senos a mi mama, ella, arqueo la espalda, y el, comenzó a menearla, haciéndose a ambos, tambalear y provocando crujidos en la cama; el, jalo de los cabellos a mi mami, le pellizco las tetas, provocando que ella se mordiera el labio inferior. De pronto fui testigo de algo, ya por demás indecente, que ya rebasaba todos los límites del pudor, el vecino puso sus manos entre los senos de ella, escalando lentamente por su cuello; sus dedos alcanzaron la boca de mi mama y ahí fue cuando ella comenzó a chupárselos, los succionaba extasiada, metiéndoselos hasta lo más hondo de su garganta. El levanto su torso y tomo a mi mama por las nalgas, la cargo sin problemas, juntando su cuerpo muy cerca del de ella y volvió a penetrarla. Se revolcaban, mientras mi madre le ofrecía un poco de resistencia, ella coloco una pierna sobre su hombro y se aferre a su espalda con las uñas; el vecino la embestía con fuerza, una y otra vez, agitándose mientras el infeliz no dejaba de acariciarle sus deliciosas piernas a mi mami, el, la besaba en la boca, la poseía; no podían parar de moverse, de pronto el, la tomo por la cintura y comenzó a darle más y más rápido.

En ese momento mi mama y el vecino estaban desatados cogiendo, perdidos en los besos y acariciándose, viviendo las delicias del sexo; era excitante ver la forma como los dedos del vecino recorrían el delicioso cuerpo de mi madre, como sus lenguas danzaban al unísono, como sus respiraciones agitadas se sincronizaban, arreciando con cada una de sus arremetidas; mi madre estrujaba las sabanas con las uñas, mientras la cama rechinaba cada vez más. Mi mama abrió más las piernas y aprisiono al vecino por la cintura, mientras el empujabaja y le hundía su miembro duro y grueso, coges bien rico dijo exclamo él, casi sin aliento, si tú también coges riquísimo ahhhhh contesto jadeante mi madre. Sus cuerpos desnudos y sudorosos, resbalaban el uno sobre el otro, y los dedos del vecino rasgaban las nalgas de mi mama, al tiempo que él, le arqueaba el cuello a ella para no parar de besarla.

Mi mama se mordía el dedo de su mano para callar sus gemidos de placer, y el vecino seguía penetrándola excitado, aguerrido; que fuerza tenía el, en sus brazos y con qué ímpetu movía su cadera, el tipo contuvo el orgasmo y le saco su pene, agarro a mi mama de los brazos y la volteo toda diciéndole: quiero que me des las nalgas. Mi madre quedo empinada frente a él, apoyándose en el colchón, el, deleitándose con las nalgas de mi mama, volvió a ensartarla agresivo, expresándole muy cachondo: no mames chiquita, estas bien nalgona, como me encanta que me des las nalgas.

El vecino penetraba a mi mama por atrás, ella se mordía los labios y hundía su cara en la almohada, estirando los brazos y estrujando la sabana. El tipo le enterraba sus dedos en las nalgas a mi madre, de pronto, el empezó a embestirla más fuerte y más rápido, su pene entraba y salía dentro de ella. El, con sus manaos tensas apretujaba el cuerpo de mi madre, ambos retozaban a placer, sin decir nada, satisfechos. Luego, el vecino tumbo a mi mama boca abajo y la aprisiono con su cuerpo para volver a incrustarle su pene, agarrándole fuertemente de sus brazos y susurrándole: eres mi hembra, me vuelves loco, me encanta cogerte.

Ya para ese momento mi mama y el vecino estaban desatados cogiendo, viviendo las delicias del sexo; no podían parar de moverse, de pronto, el tipo tomo por la cintura a mi mamita y comenzó a darle más y más rápido; el, se hinco con fuerza, agitándose cada vez más, encajándole más duro y con más ansias el pene a mi madre; se apretaron sudorosos y exhaustos, pero sedientos y sin parar; comprimieron el ceño y se fundieron en un suspiro que se ahogaba en un gesto de supremo placer. Así estuvieron trabados un buen rato, ellos cogían hasta el cansancio. Así, así, gemía mi madre estrujando nuevamente las sabana con las uñas, el vecino exclamaba de manera jadeante mmmhhhh no mames que rico, no quiero soltarte ya chiquita, no chingues ouuhhhh te mueves bien rico, y así siguieron sin parar de gozarse como animales. La cama rechinaba aún más, parecía que la destrozarían, aunque los rechinidos se mezclaban con los gemidos de ambos y su respiración entrecortada, entrelazaron los dedos y se aferraron al momento cumbre.

El, gruño en el éxtasis, le dio la última estocada a mi madre y se la dejo bien adentro, hasta que por fin el vecino comenzó a gritarle a mi mama, vente conmigo, vente conmigo, vamos vente, esas palabras y lo jarioso del momento hicieron que ambos se vinieran en un orgasmo liberador como dando fin a la calentura y la lujuria que despertaba en ellos cada vez que se tenían cerca.

Agotados, el, la rodeo con sus brazos, y comenzó a otra vez a comérsela a besos.

Exhaustos y satisfechos, se desplomaron sobre la cama, el encima de ella, respirando fatigosos y satisfechos

Tiempo después, ellos empezaron a vestirse, y salieron de la habitación, ambos con mucha sed, así que lo primero que hicieron, fue buscar tomar un poco de agua. Y el vecino comento agotado, ahhhh que cosas, ahora si cogimos como nunca, mi madre exhausta exclamo ayyyy siiiii ve la hora, ya es muy tarde, nos pasamos toda la mañana cogiendo. El, la abrazo de sorpresa y volvió a decirle que, chiquita, ¿Cuándo te vas conmigo? así, en mi casa podemos coger a gusto, sin que nada nos interrumpa, ¿no te gustaría? Ella contesto, pues si me gustaría pero mis niños, y él dijo, me valen, yo te necesito conmigo, solo te voy a dar un tiempo para que arregles tus cosas, y te vayas conmigo, porque si no vengo por ti y te llevo a fuerzas, de mí ya no te libras y comenzó nuevamente a besarla en la boca. Y a después contare lo que ocurrió y sobre todo lo que hicieron ellos, porque su lujuria traspaso todos los limites

La vieja del aseo

Soy hombre de 36 años de edad

Trabajo en una empresa donde nos vienen hacer el aseo a la oficina. Tiempo atrás nos cambiaron el turno y llego una señora de unos 57 años, algo gorda, tosca, fea de cara , pero muy culona . Tenía una cara de caliente y no me equivoque. La comencé a molestar cada vez que entraba a mi oficina hacer el aseo y ella me siguió el juego, me tenía ganas y yo a ella. Me quedé hasta más tarde, cuando ya mi secretaria se había ido y cuando llego hacer aseo, pase por detrás de ella, rozándola, ella solo sonrió diciéndome que le encantaba hacer aseo en esta oficina. La agarré por detrás y en menos de 5 minutos, la tuve apoyada contra mi escritorio, con el vestido levantado, bajándole unos calzones de vieja enormes , dándole con todo a ese culo que le tenía ganas. La veterana gozó como loca, echando el culo hacia atrás moviéndolo de lado a lado. Ya de ahí, día por medio, la vieja venia a hacer aseo y se iba llenita de leche. Me pedía una y otra vez que la llevara a un motel para hacerlo como Dios manda y así lo hice… la cago la vieja para ser caliente !!!! , las casadas son las mejores !!!

Ya le dije a mi esposo NÓ a hacerlo con otro hombre

Y todo por culpa de mi clitoris que lo tengo muy grande.

Soy mujer de 46 años años de edad

de tanto que me a insistido mi esposo con eso que quiere que me busque un amante y me deje cojer por otro hombre, ya me habia decidido a hacerlo. pero ya lo pensé bien y ya le dije que nó. y que no me insista mas porque siempre le voy a decir lo mismo, todo es por un problema que tengo en el cuerpo, y se trata de mi clitoris, yo lo tengo demasiado grande y hasta cuando no estoy caliente con mi esposo se me nota bien salido, cuando estoy caliente con mi esposo, se me sale como si fuera la cabecita de un pene pequeñito, y toda la parte que me lo cubre se me pone tambien bien grande. en el trabajo siempre que me baño mas que todo en verano, siempre lo hago rapidito, y con cuidado de que no vaya a entrar una compañera de trabajo, y me lo mire como se me sale. asi que a mi esposo ya le dije que nó. y el ya no creo que me siga insistiendo mas. el a sido con el unico hombre que he cojido, y que me dan ganas de estar con otro hombre. claro que me dan ganas, pero me gustaria que fuera un desconocido mio y de mi esposo, y que yo este segura que a nadie le contara como me a visto de la concha, con tremendo clitoris. yo me imagino que quizas a todos los hombres les daria azco estar conmigo, y a lo mejor hasta se burlarian de mi. una vez lo hice con una mina, pero de eso ya hace bastantes años. y me gustaria volver a hacerlo de nuevo con otra. tengo una cara bastante bonita, y cuerpo tambien aceptable. quizas con mucha teta nomás, pero del resto del cuerpo estoy lo que se dice bien, y es mas. hasta mi esposo me anima, y me dice que cualquier hombre quisiera ser amante mio. les envio besos desde Chile. Temuco.

Mi amiga tiene un problema

Soy mujer de 29 años de edad

Discutí con mi amiga porque, a veces, sube fotos en twitter con escotes profundos o mostrando los pezones. No tiene nada de malo mostrar las tetas, pero ella se expone mucho no se cubre la cara y no puedo entender como teniendo amigos y familiares que la siguen en twitter , puede animarse a tanta exposiciñon, pero ese no es el problema.

Ella tiene una hija que esta creciendo y podria ver a su madre haciendo eso y quizá le de un mal ejemplo o puede que no lo entienda. Me preocupa que sus compañeros la traten mal por esto y se arme escándalo con sus padres.

Ella solo suele mostrar las tetas y nada más, tampoco es nada raro y es su problema, que haga lo que quiera con su cuerpo, pero que piense en como le afectará a los demás.

Alguna que otra vez sube fotos explicitamente sexuales de hombres o parejas y no me parece que sea lo correcto con tanta exposición, al menos que se cubra la cara.

Creo que mi tío busca embarazarme

Soy mujer de 17 años de edad

Hola, mi nombre es Cande, tengo 17 años casi 18 y desde hace 2 años que mis viejos se separaron fuimos a vivir con mi tío de 42. Todo empezó como un juego y él me hacía cosquillas, me daba palmadas en la cola, o me decía que tenía un lomazo. A mí estas cosas me divertían y me reía. Pero un día mientras me hacía cosquillas me empezó a tocar los pechos, y mis pezones se pusieron duros ...no dije nada y me dejé hacer y tampoco le conté a mi mamá, me sentí rara y un poco excitada. Desde ese día me tocaba los pechos mucho más seguido y se apoyaba detrás mío cada vez que podía ...también me daba chirlos en la cola al pasar y un día que estabamos sólos me hizo ver una película porno ...yo me excité mucho pero no dije nada ...entonces él se me acercó me abrió el escote de la musculosa y me empezó a chupar las tetassin decir nada ...yo en vez de alejarme me dejé hacer y sentía mucha humedad entre mis piernas ...lo malo es que llegó mi mamá y los dos hicimos como si nada pasara . desde esa vez me comía las tetas cada vez que podía pero sólo eso xq yo me alejaba cuando él me metía mano abajo de la pollera pero el otro día me agarró fuerte y me dio vuelta y me apoyó su pene sobre la bombacha ...pensé que iba a pemetrarme pero no ...yo me quedé tan caliente que dos días después lo provoqué y me hizo lo mismo pero me corrió la tanga y me la puso toda ...yo estaba chorreando del placer... ya no era virgen pero mi tío me cogió como ningún pendejo me había cogido ...fue la primera vez que acabé sin masturbarme... pero él es mi tío, hermano de mi vieja ... Y me encanta y me calienta que me coja fuerte ... pero hay un problema ... no quiere usar forro, nos cuidamos por el almanaque xq él cree que es más rico así y que es seguro pero el otro día le dije que era un díapeligroso y en vez de sacarla, me terminó adentro dejándome todo el semen adentro ...fui a lavarme pero tengo miedo que suceda de nuevo xq él no la saca a tiempo...tengo miedo de que a este ritmo termine dejándome embarazada

El masaje de mi hijo

Soy MUJER de 48 años de edad

A mis 48 años se me ocurrió meterme a un gimnasio, a los dos días andaba toda adolorida. Le pedí a mi hijo que me aplicara unas cremas en la espalda para aliviar el dolor. Me recosté sobre la cama, me desabroche el brasier y solo con calzones dejé que me aplicara la crema, en un delicioso masaje sintiendo sus manos recorrer mi espalda desnuda. Cuando terminó, noté que debajo de su pantalón una notable erección que trató de evitar que viera. Me quedé pensando cómo había excitado a mi hijo sin querer, sentimientos encontrados. Al otro día mi dolor se mantenía, aunque mucho menos. Volví a pedirle a mi hijo el masaje, pero esta vez, el se monto sobre mis piernas. Sentí como sus manos me acariciaban de una manera especial, llegando al comienzo de mis nalgas. También cuando subía, notaba que se acercaba mucho al contorno de mis pechos y la verdad me calentó un poco. Tercer masaje y el no ponía ninguna objeción en hacérmelo. Cada vez era más largos , sus manos se acercaban mas peligrosamente a las zonas prohibidas , hasta que sentí que me lo hacía con solo una mano, imaginando donde estaba la otra. Me llegue a mojar imaginando que se estaba tocando mientras me tocaba a mi …
Deseaba otro masaje , me coloqué unos calzones pequeños , que dejaba todas mis nalgas al aire. Le pedí que me aplicara la crema , y cuando me acomodo, vi su rostro de sorpresa al encontrase con esa ropa pequeña. Comenzó el masaje , nuevamente en mis piernas , muy suavemente , delicioso, sintiendo su respiración mas agitada. Sabia el espectáculo que le estaba dando y como a ratos solo me tocaba con solo una mano. Me tenia excitada , le pedí que me colocara en las nalgas que también estaba adolorida, eran mentiras , pero lo hizo. Sentía sus manos en mis nalgas , apretándomelas suavemente , hasta que noté algo extraño, su respiración , unos movimientos. Me dio la impresión que había acabado dentro de sus pantalones y no me equivoque. Preste especial atención a como salió del cuarto , tapándose y luego en el cesto de ropa sucia, su ropa interior manchada. Me masturbe pensando en el …

Por los hijos lo que sea

Soy mujer de 50 años de edad

soy alta 165 peso normal con buen trasero pechos paso en el 2007 yo me acababa de separar un año atras de mi primer marido lego me junte con el que estos sabe como soy no me pone peros.mi hijo mayor salio de la secundaria e iba entrar a una prepa de las mejores un señor que recien le comenzaba a ayudar me ofrecio por si no pasapa el hiso el examen paso.sin problemas con sus buenas calificaciones ya luego platicamos fuimos a un lugar terminamos haciendolo me hacia de todo luego entro mi hija ahi mismo sin problema tambien lo hicimos.ahora ello.los.dos.ya terminaro.la universidad.yo sigo von el.cogiendo no necesitamod de un lugar me lleva a su casa me quedo con el cuando se queda solo tiene problemas con su pareja su hijo. mayor unico tambien le ayudo siempre me abrasaba me.lo.artimaba se le.quedaba mirando amis tetas tambien le dije si queria.me.lo hiciera me.lo.a hecho varias veces me equdado.con el.en ocaciones me.abrasan.los.dos.me.lo arriman quieren hacermelo.por todos.lados

Debute en trio

Soy mujer de 18 años de edad

hola soy alta con buen nalga piernona inteligente estudio la uni ya habia escrito antes me daba curiosidad hacerlo pero me arrepentia con mis amigas ellas ya habian hecho con varios pero no me animaba yo mi mama me dijo lo mismo solo que fueran discretos me presentaba amigos de elle fuimos a una fiesta precisamente a eso me dejo con unos bailanado eran como de 35 de buen ver me lo pegaba todos eso poco a poco hablamos de eso si los queria acompalar a un lugar les dije que si pero se pegaron otros dos amigos de ellos hablabamos de sexo llegamos a un casa de uno ahi seguimos bailamos poco a poco me deje llevar me fui quitando el vestido mi sosten mi tanga me empesaron a chupar todos me moje rapido estaba super exitada se las mame a ellos me lo metieron uno por uno luego hacermela doble por tosos lados me bine en ocaciones varias horas me quede a dormir con ellos fue de lo mas rico creo ni mis amigas han estado con 4 mi mama al parecer a mi mama se la habian cogido antes la otra tambien no lo hicieron a las dos perdi lo virgen a los 14 no e tenido muchos novio casi durante el año me cogian 4 diferente ahora ya me los comi en sola vez

Despues de tanto desearla mi sobrina por fin fue mia 2

Soy Hombre de 39 años años de edad

Dicen que a uno se le quita el interés por alguien después de tener sexo, pero eso en mi caso es mentira, ya que, como conté en el relato anterior, después de haberme cogido a mi sobrina Nicole, después de desearla tanto, mi interés sobre ella creció, la deseaba más, tanto que no me detuve, hasta que por fin conseguí volver a acostarme con ella.

Como relate, mi sobrina Nicole tenía en ese tiempo 12 años, pero aparentaba más, siendo muy bonita lo que me traía loco de ella eran sus piernas, y el que por fin haya cumplido mi fantasía no disminuyo mi deseo por tenerla otra vez.

Paso un tiempo después de haberme cogido a mi Nicole, no la vi en esos días, hasta que por fin, un día apareció, ella venia de la escuela, verla vestida de colegiala me encantaba, paso rápido por mi negocio, esquivándome apenas me alcanzo a decir tío, yo le dije ven, salúdame, ella tímidamente contesto es que…. Llevo prisa, me está esperando mi…. No supo que inventar; yo le dije, no te hagas no te espera nadie, ven no quieres un helado.
Ella apenada, sin querer voltear a verme me dijo, no tío, gracias, es que… hay no puedo, en serio; yo por supuesto no iba a dejarla ir, asi que sin impórtame nada, con los labios, sin emitir sonido exigí, vienes o voy por ti. Ella, fue y dijo, hay tío, ya ve como es, yo la lleve adentro, y asegurándome que no venía gente, rápido cerré el negocio para poder tener a mi Nicole, solita para mi otra vez.
Ella se sentó en una silla y mientras le servía su nieve, le pregunte, y porque no me ibas a saludar, porque no querías venir aquí, conmigo; ella sonrojada otra vez me comento, es que…. Ayyyy tío, es que después de lo que paso tengo mucha pena, es que… tío, yo lo quiero mucho, y no quiero que piense mal de mí, tengo mucha vergüenza. Pero vergüenza porque, le dije si todo mundo lo hace, además yo desde cuando quería cogerte, me encanto, ella totalmente ruborizada dijo, ayyy tío, ya no me diga eso, se quedó callada un momento, y luego sonriendo pregunto, ¿de veras le gusto? Yo ya caliente dije siiiii, pues si estás bien rica, tanto que ya quiero cogerte de nuevo, ella empezó a comerse su helado, se quedó pensativa, y yo le dije otra vez, ándale, que, ¿no quieres coger conmigo otra vez? Ella solo se reía, no me decía nada, hasta que por fin me le acerque, la abrace, y volví a decirle, ¿quieres coger conmigo de nuevo? Y ella por fin me dijo, si tío, es que estuvo muy rico, me gusto como me cogiste.

Así que sin poder detenerme comencé a besarla otra vez, hundiendo mi lengua en su boca, yo le succionaba sus labios, y cuando empecé a agasajarme, acariciándole sus deliciosas piernas, para mi desgracia sonó su celular, contesto y limpiándose su boca me dijo, me tengo que ir tío, me están esperando en mi casa, yo hice un gesto de enfado y ella con su mano me acaricio mi mejilla y me dijo tío no se enoje conmigo, yo le dije si, de seguro ya tienes novio y te está esperando, pero ella contesto: no, no como cree, son mis papas, yo no tengo novio, si como no enojado le exclame, pero ella volvió a decirme, no tío, no se enoje conmigo, por favor, déjeme ir, y después nos vemos y me hace lo que usted quiera, pero no quiero que se enoje conmigo, porque yo lo quiero mucho.

La deje salir, pero lo mejor es que se fue triste de verme enojado, eso quería decir que la tenía totalmente dominada, y que después haría todo lo que yo quisiera.

Después de eso, y para calmar mi desencanto y apagar la calentura que me había dejado mi Nicole, ya en la tarde no abrí la nevería, así que salí a la calle y caminando unas cuadras vi a unos cuates cheleando, y me quede con ellos; ahí estuve toda la tarde, lo malo que a mí la cerveza me incrementa el apetito sexual, estaba muy cachondo cuando a lo lejos vi a mi Nicole con sus amigos en un parque jugando.

Haciéndole al cuento con que iba a la tienda a comprar más cervezas, me acerque a donde estaba ella, ellos jugaban básquet, sin que me viera la cheque, ella traía puesto un pants gris, con una blusa de tirantes blanca, todo bien pegadito, ella ni me vio, pero yo me deleitaba viéndola, lo bien que delineaban sus deliciosas piernas, se estaba poniendo bien nalgona, y por lo pegadito del pants como se le dibujaba su panochita; lo que más me prendía, era saber que ese cuerpecito tan rico, yo lo había estrenado, todo eso yo lo había gozado, a mi Nicole yo la había hecho mujercita.

Me fui de ahí y seguí ingiriendo algunas cervezas, pero al poco rato, vi que habían terminado el juego y ella se iba a su casa, yo la seguí, sin dejar que me viera, cuando llego a su casa sus papas iban saliendo y solo oí como le decían, cuanto te tardaste, ya casi nos vamos, apúrate, pero ella dijo, no, yo no voy, estoy muy cansada, váyanse, yo ya nada más quiero bañarme y ya. Ellos cerraron la puerta y entraron yo por lo bebido que ya iba no me importo nada, y me acerque a la puerta, para oír, y su mama le decía, pero como te vas a quedar sola, si nos vamos a tardar, y ella dijo si yo me voy a bañar y me acuesto, estoy muy cansada.
Yo pensé que maravilla me la van a dejar solita, y con las ganas que tengo de verte bañándote chiquita, mi Nicole, por fin te voy a coger otra vez ahora solo tenía que inventar un pretexto para entrar a su casa sin despertar sospechas.

Y si, por lo calenturiento pensé rápido y recordé que de tiempo atrás sus papas me habían prestado un diablo para cargar un bulto de azúcar, yo me había hecho pato para devolvérselos, pero ese era el momento idóneo para regresárselos; me fui como pude rápido a mi casa y fui con el diablo, cuando iba regresando a su casa, vi que había un taxi esperando a los papas de mi Nicole, ellos iban saliendo a toda prisa, y antes de que cerraran la puerta yo llegue de sorpresa, y les dije ahh es que les vengo a entregar el diablo que me prestaron, ellos apurados solo me dijeron, es que ya nos vamos, pero si quieres mételo ahí al patio, al fin que está abierto, para mi esas palabras fueron lo mejor, ellos se fueron y tenía toda la casa y sobre todo a mi Nicole como más había fantaseado tenerla, bañándose.
Deje el diablo en el patio, y me fui directo al cuarto de baño, mi sobrina al saberse sola, había dejado su puerta entreabierta y así pude deleitarme viendo a mi Nicole bañándose, verla así, ha sido lo más excitante que he visto en mi vida; verla así desnuda y mojadita, pasándose el jabón por su delicioso cuerpo, ahhhhh, jamás lo olvido, yo no pude más y empecé a masturbarme mientras la observaba.

Era riquísimo ver como se enjabonaba, yo empecé a gemir mientras me masturbaba, ahhh que rica estas chiquita ahhhhh, oohhhh, y entonces ella sorprendida, me dijo tiooo que hace, me asustó, yo extasiado le dije, no te preocupes soy yo, pero no pares chiquita, ella me contesto, pero que hace tío, porque me espía, ahhhhh es que te ves deliciosa así, déjame masturbarme mientras te veo bañarte si, que rico, ella dijo ayyy tío que cosas hace, me da mucha pena que me vea, yo gimiendo respondí, pero por qué si cada vez te pones más buena, te ves riquísima así, ándale déjame masturbarme mientras te veo bañarte por fa… bueno tío lo voy a dejar que me vea bañarme, solo con una condición, que no vuelva a enojarse conmigo.

Así, saque mi pene y me estaba masturbando como nunca, yo decía, ahhhh Nicole chiquita, que rica estaaaas, ahhhh que ricooooo, ouhhhh Nicole te deseoooo, ella se sonrojaba, pero le gustaba, ella me decía ayyy tío, me da mucha pena que me vea, pero a la vez me está gustando. Ella cerró la llave de la ducha antes de que fuera por su toalla, yo me abalance sobre ella, la recargue en la pared, le abrí las piernas y comencé a hacerle sexo oral; yo hundía mi lengua entre sus piernas, ella estrujaba su toalla con su mano, con la espalda arqueada y el cuello estirado hacia atrás. Mis sobrina empezó a gemir, su cuerpo entero temblaba como gelatina ante mis acciones cachondas; yo hundía mi lengua hasta el fondo, mientras le lamia y chupaba su panochita, mi Nicole comenzó a acariciarse las piernas y con la voz ahogada en un gemido, me dijo ayyyy tioooo lo quiero muchooo, ahhhhhh, el sudor humedecía su frente, pasmada en una mueca de excitación plena, ahora ella se tocaba los senos y empezó a besarse suavemente sus pezones.

Yo ya no podía más, así que la cargue como a una novia en luna de miel, le dije ya no aguanto princesa, vamos a tu recamara, quiero cogerte en tu cama ha de oler bien rico, a ti, me encanto que ella se abrazó a mí, me sonrió y me indico para donde me fuera.

Llegando, ella se sentó al borde de la cama, yo estaba que explotaba, tenía a mi Nicole ahí desnuda, toda para mí, yo la veía con deseo, ella me dijo ayyyy tiooo, que, le gusta cómo me veo y sonrió, yo no pude mas y comencé a besarle y a lamerle sus deliciosas piernas, ella sonrió y exclamo, ayyyy tio, que me hace, yo le conteste, quiero recorrer todo tu cuerpo con mi boca, es que tu piel tan linda me fascina, quiero lamerte toda, ¿me dejas? Y ella sonriendo dijo, si tío, se siente rico.

Yo lamia como desesperado sus piernas, le bese sus pies, ensalivándola toda, quería demostrar que ese cuerpecito tan rico era mío, solo mío, cuando llegue a sus nalgas, comencé a besárselas, para posteriormente llenarle la espalda de besos muy ricos, y ella dijo ahhh tiooo que rico; después comencé a desnudarme y le dije, ahora si princesa por fin voy a cogerte otra vez.

Le extendí la mano y empezamos a respirar agitadamente, yo le miraba sus piernas, sus senos, la curvatura de su cintura; mi sobrina abrió las piernas y se paró frente a mí, alce la mirada y le susurro vamos a coger.

Acaricie mi miembro, y le dije mira lo que tengo para hacerte gozar chiquita, ¿estas lista?, le pregunte, si me respondió con tono tembloroso; la jale hacia la cama, la acosté boca arriba y me monte encima de ella, le acaricie el pecho y empecé a mamarle los senos, así como a morderle en los oídos y el cuello.

Estando ya encima de ella, comencé a besarla en la boca con mi lengua lasciva; cuando me encarame y acomode con ambas manos mi pene, dirigiéndolo por el camino que debía seguir, ella tenso su cuerpo y me apretó por la cintura. Entonces empecé a acariciarla con mis manos callosas; ella me rodeo con las piernas y alzo la cadera para que pudiera atravesarla más a fondo. Mi Nicole apretó los puños en la sabana cuando comencé a moverme más rápidamente, más duro, note que su expresión cambiaba a medida que me movía, meneándome cada vez más rápido; mientras mis dedos estaban enterrándose en su piel, en sus nalgas. Empuje mi garrote jugoso una, dos, tres veces; mis bolas rebotaron en su entrepierna cuando empezaron los embates. Mi Nicole intentaba gemir, pero yo ahogaba esos gemidos succionando su boca por los besos tan lujuriosos que le daba, hundía mi lengua hasta el fondo de su boca quería devorármela a besos, ella elevo su torso cuando la adrenalina fue demasiada, sin darnos cuenta, ya estábamos desatados, revolcándolos en la cama, listos para seguir penetrándonos y gemir al unísono.

De repente mi sobrina y yo nos miramos a los ojos y nos sonreímos; poco a poco fuimos encontrando la forma de acoplarnos, restregándonos con ansias, yo la tenía a una altura para poder solo mover mi cadera y penétrarla rápido, comencé a besarle el cuello como desesperado; aumente la intensidad a medida que la embestía; gemíamos bajito sin soltarnos, cada vez más rápido y más fuerte nos enfrascamos en un ritmo divino, yo me estaba cogiendo a mi sobrina con grandes arremetidas; de pronto estábamos desatados, desenfrenados por la pasión carnal, hinque mi cadera y la penetre hasta el fondo.

Estábamos en trance, nuestros gemidos cada vez más fuertes, sus balbuceos de placer contagiaron aún más mis ganas de alcanzar el clímax junto a ella. La cama rechinaba debajo de nosotros, el poder poseerla, el hacerla mía, me hacía sentir a merced de un deseo cada vez más elevado, más insaciable. Nuestros cuerpos se unían y desunían, las piernas de mi Nicole elevadas en torno de mi cadera, yo hundiéndole mi pene a fondo, empujándoselo hasta lo más hondo de su ser, hincando su cadera en la mía, tomándola con firmeza por la cintura. Mi sobrina y yo estábamos bañados en sudor; nuestra respiración entrecortada por los gemidos, pero no podíamos detenernos, mientras cogíamos, mi sobrina y yo hacíamos crujir el colchón, mientras mi Nicole resistía mis embates, convulsionando de éxtasis y gimiendo con sus labios entre sus dientes, al tiempo que ella comenzó a lamer mi pecho y me abrazo a su cuerpo casi desesperada cuando no pudo contenerse más y exclamo ahhhhhhh tiooo, lo quiero muchooooo ahhhhhhhh.
Estábamos a punto de estallar mi Nicole, se aferraba a mi abrazándome, juntando su cuerpo empapado en sudor al mío, ella me apretaba como si no quisiera soltarme jamás mientras yo seguía embistiéndola apoyándome con los pies sobre el colchón.

A punto de llegar al éxtasis, cerramos los ojos y nos besamos con las bocas abiertas, como tragándonos el aliento; yo apunto de venirme, me aferre a su cuerpo y le di los embates finales, ambos cerramos los ojos, gemíamos ahhhhhh ouuuuuuu mmhhhhhhh y gritamos al borde del clímax.

Mi Nicole se mordió los labios, mientras yo aferrándome a su cadera, pongo mi mano encima de la de ella y nos las apretujamos en símbolo de que estoy terminando de hacerla mía, dejamos salir un grito de ahhhhhhhh, que ricooooo, para venirnos juntos. Nos sonreímos y sin decir palabras nos acostamos juntos otra vez.

Luego de eso, me vesti, y deje a mi Nicole acostadita, y rendida, solo le dije ¿te gusto? Y ella agotada dijo, si tio estuvo muy rico, pero ya no está enojado conmigo, ¿verdad? Yo conteste pues no, si vuelvo a verte pronto, y ella dijo si tío, yo lo busco en su negocio y usted puede hacerme lo que quiera, y así ocurrió pronto contare todo lo que seguí haciendo con mi Nicole.

Vi como cojian varias veces a mi madre

Soy Hombre de 30 años de edad

Esto paso cuando tenía alrededor de 13 o14 años, un tío invitó a ducharse a mi madre en ese tiempo yo no le tomé importancia, luego de unos minutos comienzo a oír gemidos de gusto me acerco a mirar y logró ver a mi madre apoyada en el lavamanos y tío dándole desde atrás y el decía
- te dije que por aquí también es rico, te gusta?
-sii es rico muy rico
-tienes un culo exquisito ábrete tu misma para que entre más
Ahí veo como ella con sus manos se abre las nalgadas y da un grito donde tuvo un orgasmo muy fuerte, el tuvo que sostenerla para que no se cayera al piso el de da una nalgadas final diciéndole si sintió el semen dentro y ella dijo que eso fue lo que la hizo explotar. salí de ahí porque ya se movían mucho luego de ir a verme como si nada pasara el le dice frente a mi que rico estuvo para cuando quieras repetir me llamas- esta noche hay repetir quiero hacerlo más cómoda. Yo claro entendí pero ellos nunca supieron que yo si. Y así vi muchas veces aprobéchandome de la supuesta inocencia que yo tenia

Ocupando el lugar de mi padre

Soy hombre de 37 años años de edad

Bueno pues mi secreto es que desde los 14 años comencé a ver ami mamá cómo mujer y la espíe muchas veces cuándo se bañaba y cuándo tenía sexo con mi padre y el cual por cierto era encantador precoz. Para ese tiempo mi mamá tenía 36 años y cómo dije yo tenía 14 años.

Pasaron dos años y no me anime a pedirle ami mamá que me diera una oportunidad de tener relaciones sexuales con ella a pesar de tener muchas oportunidades estando solos ella y yo.

Cuándo cumplió mi mamá 38 años se separó de mi padre y no le volví a conocer ningún otro hombre y la verdad mi mamá estaba de buen ver pues no era una muñeca pero de defendía, tiene sus pechos grandes y sus nalgas y sus caderas son también grandes, es mediana de estatura, no es gorda ni flaca aunque tiene algo de vientre y estomago pero sus encantos es su cara bonita y su entrepierna totalmente cubierta por muchísimos vellos púbicos negros.

Bueno pues me quede con ella y una tarde regrese de la escuela y entre ala casa sin hacer ruido y fui al baño y sorpresa ahí estaba mi mamá totalmente desnuda y dude ver su Concha bien peluda y muy cerrada.

Desde ese día todo cambio entre nosotros cuándo estábamos solos pues la abrazaba y le decía que era muy bonita y que estaba muy buena y si no fuera mi mamá ya me hubiese cogido y sólo sonreía pero no se enojaba y después le comencé a agarrarle las nalgas y tampoco me decía nada poco después se comenzó a sentar en mis piernas cómo si fuera mi esposa, ante la gente era una y estando solos era totalmente diferente.

Hasta que decidí que era tiempo de pedirle que fuera mi amante pues ya actuaba cómo si lo fuese me pedía opinión para todo incluso para comprar su ropa interior y sus vestidos y sus faldas.

Una noche le dije que quería hablar con ella y me dijo que fuera así cuarto después de que se bañara y así lo hice y cuándo fui estaba vestida sexi con una blusa sin mangas negra y una falda blanca corta con botones y sin calzón y sin rodeos le pedí que fuera mi esposa pues quería ocupar el lugar de mi padre y bueno me tiro todo el verbo y al final me dijo que si pero que ante la gente y ante nuestros familiares teníamos que actuar muy conservadores. Se levantó y fue al bañó y se acostó y abrió sus piernas y me coloqué en medio y entre risas y bromas y desabroche la mitad de los botones de su falda y tomó un frasco con crema y me puso en mi pene y se puso en su Concha y se lo
Metí y de inmediato se vino varias veces y comencé el mete y saca y sólo dure 10 minutos y me vine en una gran cantidad de semen adentró de su Concha velluda.

Rápido se levantó y le quite su blusa y su falda y se puso en 4 pies y la volvi a meter y tras unos 15 minutos volví a terminar y por último se montó en mi pene y me cabalgo hasta que me hizo venirme varias veces y se bajo y limpio mi pene y ella se limpió su Concha y fue al bañó y guardo su ropa y se puso su bata para dormir y yo me quedé en su cama y sólo me dijo que hablaríamos al siguiente día. Esto fue el inicio pues hay mucho más

Tengo relaciones con mi mamá

Soy hombre de 17 años de edad

Ni siquiera podría decirles cuando empezó. Ese taboo madre e hijo nunca existió entre nosotros. Desde que tengo uso de razón he visto completamente desnuda a mi madre y tocado su cuerpo. Nos duchamos juntos , nos cambiamos ropa uno delante del otro, dormimos juntos en su cama, yo acostumbrado a tocar sus tetas para dormir y ella yo creo que igual sintiendo el cariño de su hijo, hasta ese tiempo sin ninguna maldad. Mi madre es una mujer de generosas carnes, extremadamente tetona y culona, separada hace muchísimos años. Incluso mi primera “ingenua” eyaculación, la tuve contra sus nalgas. Mi mama dejaba que yo la tocara y ella me tocaba a mi , siempre con mucho cariño. Cuando la tenia bien parada, ella sola se la metía en sus nalgas y me decía que eso era nuestro secreto. Recién cuando tuve unos 13 o 14 años , era muy ingenuo, por los chistes que contaban mi amigos me di cuenta lo que pasaba, que me estaba cogiendo a mi madre. Efectivamente cuando metía mi verga entre sus nalgas ,y la restregaba ahí, muchas veces sentí muy diferente y ahora sabiendo que entraba en su cuerpo, lo hice más seguido hasta que ya con el tiempo teníamos relaciones completas y no paraba hasta que conseguía hacerla acabar. Hoy , a pesar que tengo novia , sigo durmiendo con ella y lo seguimos haciendo.

Borracha la manosea el del hotel

Soy hombre de 37 años de edad

Después de una noche de salida ya no quisimos regresar a casa así que decidimos quedarnos en un hotel de paso. Ella ya estaba muy mareada por el alcohol quedándose dormida entonces aproveche para desnudarla y contemplando su desnudez se me ocurrió que el chico del hotel la mirara así desnuda y por que no que la tocará. tenía pendiente que me entregaran el cambio del pago por la habitación así que esa era mi oportunidad de llevar a cabo mi plan y dije va hay que hacerlo le abro al chavo le recibo el dinero y lo abordó mencionandole que tenía una fantasía de presecenciar el momento en que alguien más observará a mi esposa desnuda, supongo que no era el primero que se lo proponía acepto de inmediato aunque me dijo que si despertaba no quería problemas lo calme diciendo que estaba tomada eso fue suficiente y ya en pie de la cama la vio en posición boca arriba con las piernas abiertas toda la vagina estaba expuesta a ese chico que de inmediato le vi su ereccion por encima del pantalón ahí estaba contemplando esa escena y con cierto nerviosismo le dije quieres tocarla adelante, acariciale su vagina obediente el se abalanzó de inmediato tocaba la vagina con mijo cuidado con cierto miedo le di la confianza abriéndole más las piernas de mi esposa para que pudiera tocarla mejor, así se dio un agasajo metía sus dedos en ella y de pronto que le empieza a dar oral recorría toda la vagina, vaya momento yo estaba con la excitacion al mil de pronto veo que se estaba desabrochando el pantalón saco su pene que era de tamaño un poco más grande que el mio y me pidió permiso de penetrarla lo cual no estaba planeado le pregunte si traía condon y para su mala suerte no estaba prevenido obvio no se imaginaba lo que le pedi, así que no le quedó de otra más que masturbarse y le di de permiso de venirse en su monte de Venus, que rica escena se miraba masturbarse el y con la otra mano metiendo los dedos en la vagina de ella hasta que se derramó encima y le salpico hasta las bubis, me dio las gracias y se retiró alcance a ver que se llevaba la mano a la nariz diciéndome que rico huele su esposa y salió de la habitación. contemple como esa leche escurría por el cuerpo de mi esposa y también me masturbe acabando encima de su vagina y pancita la limpie para finalmente quedarme dormido junto a ella. Me gustaría volver a repetirlo pero es muy difícil hallar gente atrevida se espantan al mencionar el plan.

Comentarios bienvenidos.

Las mostre en un palenque

Soy mujer de 51 años de edad

hola soy alta 165 peso normal buen trasero pechos 40 b sin mentirles esto paso en el 2010 tenia 43 me acaba de juntar con el que estoy sabe coml soy me deja hacer lo que quiero sin pedirle permiso fui con unas amigas mi hermana mas menor era las mas chica como 35 nadie de los maridos quiso ir iba a cantar yeny rivera ahi todos se nos arrimaban bailaban con nosotras me lo arrimabab luego salio ella dijo quien las tubiera igual de grandes se bajara le regalaba dos botellas varias se bajaron me animaron ami ya le di el sosten me dice que las enseñara las mostre sin pena me dijo traes marido no lo deje en la casa asi me gustan cabronas como una ya se nos acercaron unos chavos termino el baile nos fuimos a cenar terminamos en un hotel quedaba algo lejos donde vivimos ellos tambien se binieron dos con migo me abrasaban me meti a un cuarto fueron desnudando me chuparo mis tetas recuerdo bien sus vergas se las chupe me.lo.metieron uno por uno un par de horas me hicieron doble dormimos a la mañana una.amiga entro nos vio desnudos tambien le dieron otro rato me llenaron toda esa es una de mis aventuras mas excitantes

La ropa de mis cuñadas

Soy Hombre de 39 años de edad

Tengo varias cuñadas todas bien buenas las dos mayores tienen unas nalgas hermosas y las otras dos Chaparritas pero también bonito trasero me encanta oler toda su ropa sucia pantalones playeras sus hermosos calzones sus calcetas todo huele muy rico cuando no hay nadie y puedo entro al baño agarro ropa de cada una de ellas y me encierro en uno de sus cuartos me la paso un buen rato masturbandome con su ropa imaginando que a una le meto mi pene y a otra le ago seco oral asi y realizando cambio de posición y de ropa pongo el pantalón de alguna de ellas de nalgas hacia arriba me coloco su calzón en mi pene imagino que se la meto por detrás el otro en mi cara oliendo el rico aroma que deja si pano chita y hasta lo chupo ago muchos cambios boca abajo empinadas de lado arriba oliendo sus calcetas me salgo al pasillo y me meto al cuarto de cada una de ellas para imaginar cogermelas en su cama también me masturbo con sus calzones limpios para dejar mi olor del pene en ellos para terminar acomodo todos los pantalones a la orilla de la cama con las nalgas hacia arriba y les voy metiendo mi pene a cada uno de ellos muy exitante imaginar cogermelas a todas juntas termino embarrando de semen las nalgas de las 4 y así cada que puedo aveces con dos o una en cada uno de sus cuartos todos sus calzones limpios pasan por mi pene

Me encanta dar arrimones

Soy Hombre de 33 años de edad

Hola soy de Puebla y me encanta disfrutar de la experiencia tan exitante como son los arrimones, alguna ocasion cuando pense que no iba a pasar nada en el transporte publico vi a una chica del lado del pasillo casi hasta atras antes de la puerta por lo que me dispuse a acercarme, Ella iba sentada ademas de que casi no tenia Gente parada, me puse a su lado y cmo llevaba Bermuda se la pege en el hombro para ver su primeramente reaccion y para mi suerte me di cuenta que de reojo me la veia y mas cooperaba arrimandose mas para sentirla cada vez mas parada, aprovecha y movimiento del transporte para restregarsela todita hasta arrimarsel a sus senos, lo mejor de Todo fue q ya los dos estabamos tan calientes q me la agarro y con senas me dijo que nos pasaramos a sentar hasta atras, Al hacerlo puse mi mochila sobre mi pierna para q no se viera como me la agarraba y me masturbaba...hasta q nos bajamos los dos Al final de la ruta. Despues de eso la busque e hicimos lol mismo x 3 ocasiones mas...chicas de Puebla que quieran y Les guste pasar un viaje exitante estoy para servirles en el 2211825055

Gangbang en la fiesta de mi pueblo

Soy mujer de 22 años en mi pueblo la fiesta se celebraba el sábado mi amiga Paty y yo bailamos y tomamos mi casa queda cerca y pensé en i...