La abuela Elvira

Soy HOMBRE de 42 años de edad

Hace unos años atrás, me salió un trabajo en la costa, por varios meses. Tuve que buscar alojamiento y el marido de la prima de mi mujer, tenía a su abuela viviendo ahí y que daba alojamiento a estudiantes. Me hizo los contactos, incluso viajamos con ellos a dejarme y me quede alojando ahí.

Mi mujer entre bromas y en serio, al despedirse de ella, le dijo que me tenía que cuidar, que no fuera a llevar mujeres a mi cuarto etc etc. la viejita se rio y le dijo que no se preocupara , que ella me cuidaría. Era un total de 4 piezas que la Sra. había construido en su patio, con un baño en común la donde alojábamos 6 estudiantes y yo , el más viejo con 35 años. Por lo mismo no compartía mucho con ello, pero si con la Sra. A veces me invitaba a cenar o a tomar once y de paso yo la ayudaba con los quehaceres de hombre de una casa, cambiar una llave etc.

No era raro que nos tomáramos alguna cosita por ahí viendo televisión o simplemente conversando. Fue justo en una de esas tantas conversaciones con un vinito de por medio, que la Sra Elvira , Elvirita como le decía yo, que quizás algo pasadita de copas, me dijo que si algún día yo llegaba con alguna mujer , que no tuviese cuidado, que ella entendía las necesidades que tienen los hombres y que por ningún motivo le diría a su nieto o mucho menos a mi esposa.

Y por ahí nos fuimos. Le confesé que a veces me daban ganas, pero que las mujeres son muy complicadas, que tarde o temprano se sabía, que se enamoraban etc. Ella me entendió perfectamente, argumentando que el hombre es mas carnal, la mujer más de emociones cuando entre por aquí y por allá , salió que ella no era de esas mujeres complicadas , que sabía cuando era solo sexo y que si se presentaba había que disfrutar y nada más, sin rollos, que no tenía nada hace muchos años, que igual le gustaría revivir esa etapa de su vida etc etc.

Fueron varias indirectas que la veterana me hecho y con lo caliente que soy, mas los efectos del alcohol, empecé a seguir el tema, diciéndole que a su edad aun estaba muy buena. La verdad que la Sra Elvira, a sus 73 años, gorda como ella sola, se mantenía muy bien. Tenía el pelo rubio , tez blanca , tetas muy grandes , eso si, un estomago abultado y un culo gigantesco , el doble de la culona de mi mujer y entre tanta conversación e indirectas de su parte , me animé a seguir hablando de sexo, hasta que me dijo que cambiáramos de tema mejor ,que la conversación la tenía muy caliente. Yo le dije que estaba igual y viendo como me sonreía, no me quedó más que entrar a atacar.

De un momento a otro me estaba besando con la Abuela de mi amigo. Le metía la mano entre sus gruesas piernas tocándole los calzones, mientras ella afanosamente me tocaba el paquete. En el mismo living de su casa, la abuela me pidió permiso para chupármela y con que ganas lo hizo. Terminamos en su cuarto, viendo el cuerpo desnudo de Elvira , celulitis en sus piernas y glúteos, un trasero gigantesco que se movía gelatinosamente con sus movimientos y unas tetas exquisitas , blancas enormes de pezones oscuros . Yo como un pulpo , besando y chupando cada parte de su cuerpo y ella tendida en la cama dejándome hacerle de todo, hasta que me monté sobre ella y empezamos a coger. Recuerdo que en esos momentos pensé que la abuela sería mala para la cama, que no duraría mas de 15 o 20 minutos. Pero que equivocado estaba, la veterana esa noche me hizo ver las estrellas , culió como si tuviera 20 años, me dejó hacerle de todo y a cada rato me pedía chupármela , algo que la trastornaba.

La abuela duro todo el rato que yo pude aguantar , acabando dentro de ella , dejándome muerto y mientras yo descansaba , volvió a mamármela, diciéndome que a la otra se los echara en la boca.
Desde ese día se acabo mi abstinencia sexual, con mi casera tenia sexo todas las noches y a todas horas, nunca me decía que no, pasaba con mi verga en la boca, algo que le fascinaba. Tampoco ponía objeción cuando le pedía el chico, no era muy fanática del sexo anal, pero igual me lo pasaba. A veces, a media noche , como tenia llave de su casa , me levantaba y me iba a culiar, a la hora que fuera o muchas veces , en especial en invierno , pasaba toda la noche con mi amante de 73 años. Fueron casi dos años de este romance oculto , que nadie sospechaba , bueno , por las sonrisas entre los estudiantes , seguro que estaba el rumor que yo me comía a la vieja , pero no importaba.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gangbang en la fiesta de mi pueblo

Soy mujer de 22 años en mi pueblo la fiesta se celebraba el sábado mi amiga Paty y yo bailamos y tomamos mi casa queda cerca y pensé en i...