Con mi hermana en el cerro

Soy HOMBRE de 51 años de edad

Ya más de 40 años que esto pasó. Vivíamos en la afueras de la ciudad, todo campo, ranchos, animales, arboles, siembras , sin siquiera luz eléctrica. Éramos en total 6 hermanos, yo el único hombre. De todas mis hermanas, con Rosa, era con la que mejor me llevaba, éramos muy cómplices, amigos, hacíamos todo juntos. Prácticamente era un “Hermano” para mi, luchábamos, salíamos a recorrer, cazábamos lagartijas íbamos a pescar, nunca peleábamos etc.
No recuerdo bien a qué edad fue, 12 , 13 o 14 años , cuando andábamos por el borde del estero, comenzamos a escuchar unos sonidos raros. Era gemidos y acercándonos a estos, encontramos a una pareja de huasos meta a coger. El huaso la tenía en 4 patas y le daba por detrás, mientras la huasa gemía de lo lindo. Con Rosa nos quedamos espiándolos tras unas matas de maqui, viendo como el huaso le daba con todo. Al rato el huaso se coloca de espalda y ella se la comienza a chupar. Absortos con lo que estábamos mirando, cuando en eso, el huaso mira hacia la mata y nos ve espiando. Se levantó rápidamente y yo con mi hermana salimos arrancando, mientras el huaso nos correteaba. Conseguimos arrancar, pero eso fue el inicio de nuestra relación incestuosa. Comentamos lo que habíamos visto, antes solamente habíamos vistos animales coger, por lo que sabíamos de que se trataba. Al otro día nuevamente por esos lugares y hablando de lo que habíamos visto, comenzamos hablar y salió al tema que debía ser rico hacerlo. Le dije a Rosa si no se animaba hacerlo conmigo y me dijo que sí, pero que le daba miedo quedar preñada. De ahí comenzamos a tocarnos nuestras cosas, masturbándonos mutuamente, pasando ricos encuentros dándonos placer mutuamente. Tal cual como había visto, le pedí a ella que me la chupara y después ella me lo pidió a mí. Nos turnábamos para hacernos sexo oral, nos encantaba. Hasta que por ahí, nos enteramos que haciéndolo por detrás no había posibilidad de quedar preñados y decidimos hacerlo.
En el cerro, lejos de toda civilización, escondidos entre unas grandes rocas, mi hermana me entregó el culo y desde ahí nos íbamos casi todos los días a coger via anal como animales.

3 comentarios:

  1. El sexo anal es lo más rico que hay en la vida, y lo bueno es que si a uno lo cogen por el culo 8 o más veces ya uno quiere tirar con el macho que lo coge. Así que estarán tirando durante varios años. Los felicito

    ResponderEliminar
  2. Muy real para los que crecimos en este ambiente se de que hablas porque mis hermanos/hermanas crecimos en el campo y nos calentaba lo que veíamos animales , y personas haciendo sexo y con mi hermana mayor éramos cómplices espiando a cuantos podíamos empezando por la casa a papa y mama a los animales a los vecinos a los hombres a las mujeres meando o bañandose lindos recuerdos

    ResponderEliminar
  3. Hola tengo 40 anos yo la verdad siempre he sido muy cojelon y me llama la atencion cojerme una morrita que todavia no lo haya hecho o mujeres casadas que tengan permiso de hacerlo a solas o frente a su marido personas onteresadas manden numero de telefono yo contesto de inmediato intercambiamos fotos mi numero 8771192551 mi nombre garanon

    ResponderEliminar

Gangbang en la fiesta de mi pueblo

Soy mujer de 22 años en mi pueblo la fiesta se celebraba el sábado mi amiga Paty y yo bailamos y tomamos mi casa queda cerca y pensé en i...