Asi es mi padre

Soy hombre de años de edad

Adolfo Nocetti es una persona tremendamente agresiva, insultante y amenazante. Escribo estopara dejar constancia de cómo algo pequeño puede surgir una situación muy incómoda.

El hombre está enfermo tiene obesidad y de esa obesidad le hace cometer injusticias y se convierte en una persona egoísta e individualista; no le convida a los demás y esto se repite con frecuencia.

Es un hombre cuya mente es cerrada y limitada, dice no ser violento, y dice odiar el individualismo pero es el primer ser individualista de la casa.

Cuando fui a hacer la merienda, con toda calma y tranquilidad, Adolfo Nocetti muy agresivo y exigente quiso que yo le diera unas disculpas por un problema causado por su individualismo y dijo que debía tratarlo mejor, pero yo trato a la gente como me trata. Si quiere que lo trate bien, que me trate bien.

Cuando vengo con toda intención pacifica a hacer la merienda y me ataca con un tono de voz que no es el normal, uno se molesta y, cuando no se puede razonar con una persona con la que no se puede dialogar, le doy de su propia medicina. Y acá reconozco que también estuve mal y no soy mejor que él.

Pero Adolfo que se dedica a pequeñas cuestiones políticas no está preparado, porque no sabe dialogar, él exige, trata mal a los demás queriendo que lo traten bien.

Este hombre es capaz de hacer que los demás renuncien a sus sueños a favor de un sistema que él cree que es el único sistema. Es por esto que digo que no sabe escuchar a los demás, no sabe ponerse en el lugar de los demás, no tiene autocritica, porque es un hombre perfecto que se las sabe todas.

Y exigiendo disculpas, después de insultarme, con tono amenazante logrará cualquier cosa menos que lo disculpe, diferente sería si se disculpa conmigo, primero.

En fin tuve que mal gastar mi tiempo en escribir esto porque no es la primera vez que mi padre hace algo así y me molesta mucho que diga estar en contra de algo que es y/o hace y que sea tan sínico como para exigir disculpas en tono agresivo.

La comunicación es la base de la comprensión, pero con el no hay comunicación, porque no escucha y no escucha porque se las sabe todas.

Pobre mi madre que le afecta esta situación de mal trato, aunque me eche la culpa a mí, él es quien genera la situación de mierda y no tiene valor para disculparse. Podrá culparme todo lo que quiera pero sabemos que lo importante son las acciones y él es quien crea esta situación.

Comprendo que, el no puede comprender porque me molesta tanto ese individualismo. En esta casa hay que llegar primero en cuestiones de comida porque si no se lo comen todo, no existe la palabra compartir y al entender esto, me deja a mí la tarea más compleja de las relaciones humanas: dialogar, pero como él no escucha y lo primero que hace es agredir, hiere mi orgullo y lo primero que hace una persona cuando le agreden es defenderse como puede como le sale.
No, jamás me ha golpeado, pero la violencia verbal y la agresividad con la que exige o agrede es muy alta.

No solo escribo esto para desahogarme, sino también para recordar que Adolfo Nocetti no cambia más y que como es en lo personal es en lo profesional y como ciudadano, mas como hijo, me preocupa que lleve su forma de ser al ámbito de la política, básicamente porque es difícil comunicarse con él y es fácil de manipular y por esto no aportar nada nuevo a la política ya que es reacio a aceptar otras ideas que no sean las que ya tiene formadas. Me da lástima.

1 comentario:

  1. Woow...que buen relato yo si espero la segunda parte con muchas ganas... Saludos...

    ResponderEliminar

Gangbang en la fiesta de mi pueblo

Soy mujer de 22 años en mi pueblo la fiesta se celebraba el sábado mi amiga Paty y yo bailamos y tomamos mi casa queda cerca y pensé en i...