Quiero ser cornudo

Soy Hombre de 58 años de edad

Mi secreto es que mi esposa me puso los cuernos a escondidas, pero le ganó el sentimiento de culpa y me lo confesó todo.
Contra lo que yo mismo pensaba, su relato de la cogida que le dieron y de cómo la mandaron a mi casa escurriendo de mocos me excitó muchísimo y en lugar de reclamarle terminé rendido ante ella, cogiéndo la panocha ya encharcada.
Y de ahí pa delante... se comió más de 30 vergas diferentes.
Cuando estábamos con alguno de sus cojedores se olvidaba de mí por completo, cerraba los ojos, abría las piernas y se dedicaba a disfrutar al máximo del macho.
Después, cuando yo la cogía, me decía: Casi no te siento, ese cabrón me ensanchó mucho la pepa. Yo sentía que me deshacía entre sus brazos y terminaba vaciándome en sus entrañas ya inundadas por otro.
Había uno de esos machos que la hincaba sobre la cama, la empinaba hasta que quedaba con las tetas pegadas al colchón y la cola parada, le dilataba el culo y despúes me decía: Míra cómo le entra mi verga a tu mujer. Y yo miraba como aquella verga morena abría el ano color rosa de mi mujer, mentras los dulces labios de ella lanzaban tiernos gemidos.
Despúes el cabrón agarraba un ritmo bárbaro y yo alucinaba mirando como aquel hombre usaba las blancas nalgas de mi esposa hasta vaciar sus huevos en ella.
Me tenía pendejo. Estaba muy enamorado de ella y me envició, pero hace unos años una enfermedad se la llevó.
Hoy busco una mujer que quiera vivir conmigo y que le guste coger conmigo y con otros. Prometo que la haremos muy feliz.
Este anuncio es serio. Vivo en la ciudad de México y mi correo es hem.toni@yahoo.com

5 comentarios:

  1. Me gusta leer las historias de la página web

    ResponderEliminar
  2. Siempre fue mi sueño ver a mi mujer tirar con un macho que tuviera la verga mayor de 8 pulgadas, después de coger a mi hembra quitarle yo el condón y guardarlo y lamerle la verga hasta dejarsela limpia, es uno de los placeres de la vida, ser cornudo. Al final terminé siendo gay o marico

    ResponderEliminar
  3. Ese siempre fue mi sueño, ver a mi novia o esposa tirando con un amigo de ella o mio. Tuve una novia que me complació, tiraba con otros machos y me contaba como la cogían, que placer tan inmenso sentía. Ser cabrón me hizo muy feliz. Después termine dando el culo, de verdad el sexo por detrás es divino. En mi país llaman a los hombres como tu cabrones. Te felicito

    ResponderEliminar
  4. Uno de los mayores placeres de la vida es ser cornudo, ver a tu mujer tirando con un macho que lo tenga de 20 cm de largo, un pene así le provoca tanto a hombres como a mujeres, Yo que soy gay me gustan de ese tamaño o más grandes. Que suerte tienes, te felicito

    ResponderEliminar
  5. Un dia encontre a mi mujer enzartada por otro y me dijo que le gusto mucho que porfavor la dejara seguir cogiendo con otros. Yo me encabrone pero la quiero mucho y ahora tengo que dormir a veces en la sala porque no la quiero interrumpir mientras se la están metiendo. Lo peor es que a veces no me dice que se la acaban de coger y se la meto con todos los mocos que le dejaron. O se la mamo y me trago los mocos de sus amantes.

    ResponderEliminar

Gangbang en la fiesta de mi pueblo

Soy mujer de 22 años en mi pueblo la fiesta se celebraba el sábado mi amiga Paty y yo bailamos y tomamos mi casa queda cerca y pensé en i...