Con una gorda casada de 130 kilos

Soy hombre de 34 años de edad

Trabajo en una empresa, encargado de repartir nuestro producto al país. Tengo muy buena relación con mis conductores, converso mucho con ellos de cosas que no tienen relación con el trabajo. Claudio es uno de nuestro conductores, es viejo, tiene 63 años y debe pesar unos 150 kilos, negro, tosco, pero muy simpático. El mismo me comentó que su mujer era muy caliente y que si o si, después de viajar le tenía que cumplir como hombre. Que a veces él no tenía ni ganas, pero como ella era muy celosa y como el se ausentaba de la casa varios días, no podía dejar de cumplir para que no fuera a ponerse cachuda. Que a diferencia de lo típico, era el que tenía que fingir dolores de cabeza u otros malestares para no tener que hacerlo. Y que cuando lo hacia ella no se contentaba con algo poco, tenía que ser con todo, por un buen rato etc etc.

Me imaginaba al viejo gordo cogiendo con su señora, que seguramente debe ser parecida a él.
Pasó un tiempo y por un problema con el banco, no pudimos pagar los sueldos a tiempo. Recién tendríamos efectivo el miércoles y el martes debía viajar, por lo que le dije que mandara a alguien a retirar. Me dijo que su mujer pasaría a retirar su sueldo y emprendió el viaje. El miércoles temprano , apareció en mi oficina su mujer.

Tal como pensaba , era una mujer mayor, unos 60 años por lo menos, no muy agraciada de cara, muy gorda, fácil unos 130 kilos, una prominente barriga , unas tetas enormes al igual que su culo. Me tubo que esperar un buen rato mientras yo conversaba por teléfono y mientras lo hacia , me imaginaba a la gorda , caliente como el al describió, culiando y la idea de tenerla en cuatro patas o chuparle esas tetas me calentó.

Mientras hablaba yo le sonreía y ella a mi. Comparado con su marido yo era un adonis, seguramente le gusté. Terminé de hablar y le pedí disculpas , diciéndole que aun no tenia los fondos, pero sabia que necesitaban el dinero, por lo que me comprometía ir personalmente a su casa a dejárselo en la tarde. Me entendió perfectamente y me dijo que no tenía problemas de volver a la tarde, pero insistí en ir a dejárselo a su casa. Me despedí de ella con un beso en la mejilla y noté su interés hacia mi persona.

Ya estaba concertada la cita, salí del trabajo en la tarde y llegué hasta su casa. Gloria , que asi se llamaba , me invitó a pasar y me ofreció un café. Le entregué el dinero y conversamos de distintas cosas, averiguando que vivía sola. Empecé a bromear que le quedaba mucho tiempo sin su marido para portarse mal y ella coqueta , me dijo que lo había pensado, pero que no aparecía el galán. Cuento corto, se notaba que me tenía ganas y cuando me iba me tiré a la piscina.

Oh Dios mío, no saben en lo que me metí, Claudio se había quedado muy corto cuando me dijo que era muy caliente su mujer. La gorda parecía que no le habían dado verga durante años. Me dejó meterle mano, chuparle las tetas a mi antojo y en el mismo living de su casa, las generosas carnes de Gloria fueron todas mías.

Me la culié como un semental y ella resultó ser multiorgasmica. Con un culo realmente gigantesco, me dejó metérsela por detrás, me corrió una paja rusa , me chupó el culo, que no me hizo la veterana. Debo haber estado más de una hora culiando con la gorda y no quería dejarme ir. Sabiendo que su marido no regresaría hasta el viernes , al otro día la pasé a buscar y nos fuimos a un motel , donde la tuve hasta sentada arriba de mi cara , acabó varias veces , se trago mis mocos .. ufffff … realmente caliente.

De ahí comencé a darle viajes más lejos a Claudio , mientras yo me encargaba de su gorda.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gangbang en la fiesta de mi pueblo

Soy mujer de 22 años en mi pueblo la fiesta se celebraba el sábado mi amiga Paty y yo bailamos y tomamos mi casa queda cerca y pensé en i...