Sorpresa con mi suegro y su mascota

Soy chaparrita, muy bonita, de pechos pequeños pero un trasero que a muchos quita la respiración. Ahora tengo 21 años y estoy casada con un chico que no es el novio con quien viví la historia que les voy a contar. En ese entonces tenía yo 16 años y mi novio 17, a esa edad ya teniamos relaciones sexuales pero a falta de recursos economicos, frecuentemente careciamos de un espacio para dar rienda suelta a nuestra calentura, así que un día a mi novio se le ocurrió pedirle prestado el departamento a su papá, ya que éste vivía solo después de haberse divorciado de la madre de mi novio. Yo no estuve muy de acuerdo porque me daba pena que mi suegro sospechara que queriamos el lugar para tener relaciones sexuales, pero al no haber más... Pues ese viernes después de habernos tomado unas cervezas en un antro, compramos otras y nos fuimos al dichoso departamento, ahí entre cervezas y cachondeos se nos fue el tiempo y como a las once de la noche ya estabamos a punto de de que me la metiera cuando de pronto que escuchamos el coche del suegro que llegaba y rápidamente que nos acomodamos la ropa y hacemos como si nada. Cuando entra el señor, mi novio que le pregunta que qué pasaba a lo cual él respondió que se le había caido una copa en la camisa y que sólo iba a darse un baño rápido y a cambiarse y se iba. Sin más que pasa apresuradamente a su recamara, que escuchamos como se bañaba y al poco tiempo sale cambiado. Nosotros estabamos bien sacados de onda y bien calientes pues nos habiamos estado acariciando mientras el viejo se bañaba. Cuando se apareció en la sala, mi novio, por cortesía, que le ofrece una cerveza, a lo cual mi suegro accedió, en eso estabamos cuando suena el cel de mi novio, después de unos instantes me dice mi novio, que era su mamá, que necesitaba ir a cambiarle el tanque de gas porque se le había acabado y necesitaba bañarse muy temprano. Todos guardamos silencio... mi suegro que le dice a mi novio que cómo es que iba a ir a esa hora, a lo cual mi novio contestó, "ya sabes que mi mamá no puede cambiar el tanque porque se necesita fuerza y tiene que subir a la azotea. "Si quieres voy yo" dijo mi suegro, "no, ¿cómo crees? a mi mamá le da el soponcio. Yo voy, al fin que no es lejos" "¿Pero cómo vas a dejar sola a tu novia?" "Quedate tantito mientras yo regreso" Total que mi novio salió para ir a casa de su mamá mientras su papá trataba de distraerme haciendome platica. La verdad yo estaba tan encabronada como caliente y al viejo que se le ocurre poner un disco de esos viejos con los que se baila lento y pegadito, que me invita a bailar y yo más a guevo que por gusto accedí a bailar. De pronto que siento como se me pegaba un poco más de lo común y que persivo su "cosa" en mi vientre. Casi que lo aviento pero para no tener bronca me aguanté. Se acabó la pieza, destapamos otras cervezas, seguimos platicando de pendejadas, el viejo fue al baño, regresó y nuevamente a bailar. En esta ocasión sentí su verga en mi vientre en todo su esplendor, con lo calientisima que yo estaba ya no me hice del rogar y echandole los brazos al cuello, recargué mi sexo en él, en elgunas vueltecitas que me dió, no sé como pero se bajó el ciper y cuando me dí cuenta, su verga estaba urgando debajo de la minifalda, no hice más que acomodarme, levanté la cabeza, lo miré a los ojos y nos besamos cachondamente, casi cargandome, me llevó al sillón, me recostó, me mamó las tetas y luego bajó a mi sexo. Me hizo la tanga a un lado y me ha puesto una mamada tan genial que nunca su hijo me había hecho algo similar, terminé como nunca... apenas me estaba reponiendo cuando suena mi celular, era mi novio que me dice que se le rompió no sé qué tubito y que iba a casa de su tía a conseguir uno, que al fin que era cerca y me pide que lo comunique con su papá, este le contesta y al final le dice, "no te preocupes, yo me encargo". Me entrega el teléfono y me dice que en realidad mi novio se va a tardar un poco más de lo que me dijo y que le había pedido que se quedara un rato más conmigo y que tratara de distraerme. Hací que siguió cachondeandome, chupandome las tetas y el biscocho, en eso que escuchamos como arañaban la puerta de la cocina que da al patio tracero, era la mascota de mi suegro, un perro pastor alemán. MI suegro me dijo, "dejame meterlo porque seguro tiene frio. Así que fue, lo metió, lo acostó cerca del sillón y siguió chupandome el biscocho. Me subía y abría las piernas de tal forma que podía meter su lengua un buen tramo de mivagina. Así estabamos cuando siento unos pelos en mis piernas y de pronto, una lengua que no era la de mi suegro, que abro los ojos y que veo que era el perro quien me la estaba lamiendo , quise levantarme rápidamente pero el pinche viejo que se me sube a chupar las tetas y con las manos me abría las piernas, cuando quise protestar, me besó como sólo él sabe hacerlo, ya no puse resistencia, disfrute de los lenguetazos que me daba su perro desde el ano hasta la vagina, me fui relajando y cuando el perro metió su lengua hasta adentro , no pude más y tuve dos orgasmos seguidos. Apenas despues de unos instantes, mi suegro se quitó el pantalón, se hincó en el sillón y me dió a mamar su maravillosa verga, eso sí, igual de enorme que la de su hijo. Mientras me daba a mamar su verga, suavemente agarró al perro por la piel del cuello y lo guió a que me lengueteara las tetas, increiblemente el perro sabía lo que hacía y lo hacía muy bien. Lengueteandome las chichis y con las patas delanteras sobre el sillón, los pelos de su vientre acariciaban mis lavios vaginales, lo cual me producía una tremenda excitación, pero cuando sentí la punta de su verga rosar mi clitoris, quise incorporarme. MI suegro me acarició la cabeza, me besó, yo me relajé y él comenzó a guiar al perro para que me fuera penetrando lentamente, cuando el pastor alemán quería hacerlo rápido, el viejo lo detenía al punto de hacerme desesperar y decirle ¡Ya¡ ¿Ya qué? ¡Ya deja que me lo meta! Y hací lo hizo... el perro me ha puesto una espectacular cogida, que nunca soñé que algo tan delicioso pudiera ocurrir. El pastor alemán terminó dentro de mi lanzando tremendos chorros y con una verga tan hinchada que una de las cosas más deliciosas que experimente, fue sentir como le palpitaba la verga dentro de mi vagina. L cabo de unos momentos el perro se salió, comenzó a limpiar mi vagina con su lengua, se fue a echar y ahí lamió su verga, grande, bien parada, roja, hinchada y cada vez más lubricada. Yo pensé que todo había terminado pero entonces mi suegro se acomodó para cogerme ricamente por donde me había follado el maravilloso perro. Cogía tan rico que me hizo tener otro orgasmo, de pronto que me voltea apresuradamente, que me agacha en el silló, me chupa el ano y me lo ensaliba y me deja ir esa maravillosa verga, no tardó mucho, a los tres minutos invadiómi ano con chorros de esperma, me giró, me besó y me dijo "desde que te ví, se me antojó tu culo precioso y muchas veces me masturbé imaginando mi verga rompiendote el culo. Me fui a bañar, me arreglé y después de una hora llegó mi novio. El suegro se despidio y tuve sexo con mi novió solamente para que no le pareciera extraño que ya no quisiera yo. Tiempo después la relación se terminó pero a escondidas yo seguí viendo a mi suegro y a su perro. MI novio se casó y se fue a vivir a provincia, yo me casé, no tengo hijos, trabajo al igual que mi esposo pero cada quien en su ramo. Sin embargo una ves al mes visito al perro y si se puede, al suegro, quien me dió las llaves del departamento para que yo fuera cuando quisiera. Todo esta bien, pero me gustaría experimentar con otro perro de verga grande.

5 comentarios:

  1. Padrisimo y excitante tu relato, me gustaria poder estar en contacto contigo via correo para poder leer mas relatos de este tipo, claro tus vivencias y asi, ojala se pueda
    mi correo gentil__m@outlook.es

    ResponderEliminar
  2. Excitante tu relato, eres un gran mujer, me gusto mucho que el perro te haya cogido, es algo que me imagino es super rico. Te felicito y te admiro. Aunque soy gay o marico me hubiera gustado casarme con una hembra como tu para verte tirando con machos de verdad

    ResponderEliminar
  3. la chaparrita del relato19 de agosto de 2014, 21:37

    a mi lo que me gustaría es que alguien me invitara a coger con un perro entrenado y con él, pero requisito indispensable, que tenga un perro cogelón, que sepa lo que hace.

    ResponderEliminar
  4. De donde eres mamacita yo tengo un doberman muy cojelon y vergifo mi numero 5523979653

    ResponderEliminar

Gangbang en la fiesta de mi pueblo

Soy mujer de 22 años en mi pueblo la fiesta se celebraba el sábado mi amiga Paty y yo bailamos y tomamos mi casa queda cerca y pensé en i...