Dejen me les cuento que mi suegra está como quiere… tiene 50 años y un culo redondo y paradito, divorciada y recatada. La cosa es que yo rento en un departamento en el mismo edificio que ella, por cuestiones de practicidad le entrego a mi esposa llaves de su departamento, ya que eventualmente mi esposa y ella se intercambian ropa o zapatos.

Pues resulta que en alguna ocasión fuimos a una fiesta familiar no muy lejos de donde vivimos y pasadas las horas mi suegra se empezó a quejar de los tacones altos que llevaba y luego de platicar con mi esposa, ella me llama y me pide de favor que vaya al departamento y agarre las lleves del departamento de su mama y le lleva unos zapatos bajos, ya que la fiesta pintaba para largo.

Yo ya había tenido la oportunidad de ver algunos calzones de mi suegra en el tendedero del departamento, por lo que lo primero que se me vino a la mente era que iba a tener la oportunidad de revisar sus calzoncitos a mi antojo.

Una vez que recogí las llaves abrí el departamento y directo recogí los zapatos que me encargaron, e inmediatamente empecé a revisar la cómoda de mi suegra en busca del cajón en donde guardaba sus calones. No lo podía creer era como un tesoro para mí, sus tanguitas negras, sus calzoncitos sexis y un baby-doll negro, inmediatamente me saque la verga y la empecé a pasar por los calzones mas sexis que encontré dejando liquido prostático en ellos.

Inundado de una sensación enferma de placer prohibido, se me ocurrió revisar la ropa sucia encontrándome una tanguita morada de esas que tiene una tela blanca en la parte de la vagina. Seguía incrédulo, tenía un poco de liquido vaginal seco, lo olí y lo lamí, luego me lo puse en la verga y me masturbe hasta derramar toda mi leche en ellos, por cierto tuve que limpiarlos con papel porque quedo muy manchada.

Después de eso regrese a la fiesta y mi esposa me pregunto que porque dilate tanto, yo le dije que había pasado al baño y no hubo problema.

Regresando de la fiesta con unos wiskies encima me cogí a mi esposa imaginándome que era mi suegra y recordando el olor y sabor de sus calzones.

Visíta las web hermanas: